Pasar al contenido principal
24/09/2018

La UNAQ cumple 10 años de formar ingenieros aeronáuticos

Redacción A21 / Viernes, 17 Noviembre 2017 - 14:28

Rosalía Vergara/ Colaboración especial

Querétaro.- El 23 de noviembre, la Universidad Aeronáutica en Querétaro (UNAQ) cumple diez años. Es la única dedicada al 100% a formar ingenieros y técnicos en aeronáutica y, desde hace algunos años, a la investigación aeroespacial.

Su plantilla escolar es de mil 500 estudiantes; mil de ingeniería y 500 Técnicos Superiores Universitarios (TSU), además de entre 30 o 40 en posgrado.

La UNAQ está adscrita a la Administración de Universidades Tecnológicas, por lo que los estudiantes se gradúan como ingenieros y los TSU obtienen su licencia para trabajar.

Hay otras universidades que imparten carreras similares, pero es la única en el país con esos equipos e instalaciones. De hecho, fue edificada en forma de Hangar, donde lo mismo se imparten conferencias que se revisan aviones como parte del aprendizaje de los estudiantes.

En un recorrido por las instalaciones, A21 constató como en esta universidad se combinan las clases teóricas con las prácticas. Mientras unos estaban en las aulas, otros practicaban cómo se arma el fuselaje de un avión, con material de fibra de carbón, aluminio y material compuesto.

"Personas de varias empresas vienen aquí a capacitarse", aseguró Francisco, un estudiante que fungió de guía a quienes asistieron al Primer Encuentro Académico del Fondo Sectorial de Investigación, Desarrollo e Innovación en Actividades Espaciales Conacyt-AEM 2017, intitulado "Hacia el desarrollo espacial de México", que terminó este viernes.

Una anécdota que compartió Francisco fue que una deportista paralímpica le pidió a la UNAQ que le construyeran una silla de ruedas adecuada a sus necesidades, y hasta le adaptaron la canoa para que siguiera practicando canotaje.

También hay un área para que los estudiantes que tengan proyectos reciban financiamiento privado e inicien su propia empresa.

"La escuela tiene una estructura similar a una nave industrial", además está "adornada" con un helicóptero de la Marina, otro que se pilotó en la Segunda Guerra Mundial, uno más de la Fuerza Aérea Mexicana y una turbina descontinuada, entre otras cosas.

Tienen un taller de maquinados, impresoras 3D y zonas con maquinaria especial.

"Todo el material utilizado es de grado aeronáutico", señala Francisco, mientras muestra cómo instalan el cableado para las piezas de telecomunicación de los aviones que usan para practicar. Cuenta que ha sido un problema por el grado de dificultad, por lo que experimentaron con fibra óptica, "pero es muy débil'.

Por eso, ahora están empleando materiales compuestos como fibra de carbón y aleaciones de aluminio.

Francisco cuenta otra anécdota cuando muestra un horno industrial que pretendían comprarlo en Canadá, pero era muy caro, por lo que la UNAQ contactó a la empresa Prefinsa, que elaboraba pan, y le construyó el que están usando, ellos y otras empresas.

Hace dos meses se inauguró el Centro de Innovación y Entrenamiento en Materiales Compuestos y se adquirió una máquina que le llaman "tejedora" y costó 40 millones de pesos.

En 2014, los presidentes Enrique Peña Nieto y Francois Hollande, de Francia, inauguraron el Campus Franco Mexicano donde hacen pruebas no destructivas o tratamientos no destructivos técnicos, de soldadoras, de almacén, de tecnología dimensional electrónica y aulas generales.

Un plus es el intercambio estudiantil entre la UNAQ y diversos países que representan para los estudiantes el lema de la Universidad: "Un cielo de oportunidades".

Facebook comments