Pasar al contenido principal
17/04/2024

"Si volviera a ser piloto, sería piloto de Mexicana"

El 28 de agosto de 2010 fue el último vuelo de Mexicana de Aviación. El entonces Secretario de Comunicaciones y Transportes, Juan Francisco Molinar Horcasitas, declaró en una reunión del sindicato de pilotos que una de las dos aerolíneas troncales del país debía desaparecer.
 
Doce años después de una quiebra fraguada, los extrabajadores continúan convencidos de que pertenecían a la mejor aerolínea; que no había un mejor puesto de trabajo en el mundo que el de ser parte de la familia de Mexicana de Aviación. 
El Cap. José Ramón Buergo fue piloto de la empresa durante 42 años y cuenta con una de las colecciones más grandes de la aerolínea, que contabiliza por lo menos 25 mil sellos y miles de piezas. 

El sentido de pertenencia en cuerpo y espíritu por Mexicana pocas veces se ha alcanzado en la industria. La lucha por la justicia desde el cese de operaciones se ha convertido en un duelo que les ha durado y dolido durante 12 años 
A la fecha no se les ha resarcido el daño laboral, ni moral a los 8,500 trabajadores (directos e indirectos); y nadie ha sido señalado como responsable.

Secciones

Facebook comments