Pasar al contenido principal
21/10/2021

Convierten restos de comida en bioturbosina

Redacción A21 / Martes, 23 Marzo 2021 - 14:22
también se contempla la posibilidad de procesar estiércol y lodos de aguas residuales

Científicos del Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL) aseguran haber encontrado una manera de producir combustible para aviones a partir de desechos de alimentos. 

La investigación fue publicada en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America (PNAS), en donde describen un proceso de refinación, que emplea la energía sin aprovechar de los desechos de alimentos y otros residuos húmedos para producir combustible de aviación sostenible (SAF, por sus siglas en inglés), compatible con los motores a reacción existentes, capaces de soportar vuelos netos de cero carbono. 

De acuerdo con el NREL, la turbosina producida con este método cumple con los estándares de la aviación y tiene el potencial de alcanzar reducciones de hasta 165% menores que el combustible estándar mediante el  

Para impulsar esta tecnología, el NREL, junto a científicos de la Universidad de Dayton, de la Universidad de Yale y del Laboratorio Nacional Oak Ridge, se asociaron con la aerolínea Southwest con el objetivo de comenzar las pruebas de vuelo para 2023 e incorporar el combustible cuando esté disponible.

“Si nuestra ruta de refinación se amplía, las aerolíneas como Southwest podrían tardar tan solo uno o dos años en obtener las aprobaciones regulatorias de combustible que necesitan para comenzar a usar turbosina sostenible de desechos húmedos en vuelos comerciales”, declaró Derek Vardon, autor principal del artículo. 

Además de los restos de comida, los investigadores contemplan el estiércol y lodos de aguas residuales que posteriormente podrían transformarse en turbosina. 

El sector aeronáutico se comprometió a reducir las emisiones de carbono a la mitad para 2050, no obstante la acción de cambio ha sido difícil para algunas empresas; al año, Estados Unidos usa más de 21 mil millones de galones de combustible, y se espera que la demanda se duplique dentro de 30 años, explicó el Laboratorio.

 

Facebook comments