Pasar al contenido principal
14/08/2022

Seneam: desplome anunciado

Rosario Avilés / Lunes, 9 Mayo 2022 - 21:04

Víctor Hernández Sandoval, destituido como director de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam), pese a que quiso vestirlo de renuncia, fue un personaje tan gris como nefasto. Desde el primer día se dedicó a mentir acerca de la factibilidad de interacción a máxima capacidad entre el nuevo aeropuerto civil/militar AIFA y el viejo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Su as bajo la manga era un ya conocido sistema PBN (Performance Based Navigation) que resultó ser un fiasco para los fines que se buscaban; después se dedicó a dinamitar los puentes entre los controladores de tránsito aéreo y cualquier autoridad del sector aéreo, a usar el Seneam como agencia de colocaciones personal, a negar cualquier incidente que pudiera sacar a la luz el desorden interno y a tachar de enemigos a quienes denunciaron una y otra vez el desaseo del rediseño de espacio aéreo del Valle de México y la multiplicación de los incidentes.

Se sabe que cuando en aviación los incidentes se multiplican los riesgos fatales crecen. Hace semanas se esperaba el relevo de Hernández Sandoval pero en la última semana las cosas llegaron a niveles extremos. Primero, con las cartas de organizaciones a nivel mundial como IFALPA (pilotos) y de IATA (aerolíneas), que mostraron a las claras que no se puede tapar el sol con un dedo. Estas organizaciones fueron directas y asertivas: la seguridad en el espacio aéreo del Valle de México está en entredicho. 

No se trata de alarmar a nadie, sólo de alertar para que no haya desgracias qué lamentar. Y aunque en estas misivas se habla de al menos 17 incidentes documentados por empresas y pilotos foráneos, se ha sabido de varios incidentes más que quedarán para siempre inscritos en el récord del oscuro exoficinista de la OACI. 

La cereza del pastel, sin embargo, llegaría la noche del sábado con el primer incidente perfectamente documentado mediante video y en las mismísimas pistas del AICM. Imposible soslayar semejante evidencia. Antes, esa misma mañana, se había instalado una mesa de trabajo para que pilotos, aerolíneas, controladores y autoridades iniciaran el análisis de los incidentes, los errores del rediseño, la fraseología defectuosa de los nuevos controladores de tránsito aéreo del área de México y la guerra de baja intensidad contra los experimentados controladores de Sinacta, hostigados por la dirección de Seneam por osar criticar los métodos del hoy cesado director.

A decir del propio subsecretario de Transporte, Rogelio Jiménez Pons, la actitud de Hernández Sandoval terminó por exasperar a los asistentes. Nunca, en ningún momento de los 1255 días que duró su encargo en Seneam, Hernández reconoció el más mínimo error. Todas las críticas eran producto de los supuestos enemigos de la 4T.

Para decirlo rápido, a Víctor le salió barato. Al que le va a salir caro todo el desorden que dejó es al nuevo director y a las autoridades aeronáuticas. Lo primero que debe suceder es que el director de Seneam debe tener un jefe y ese jefe debe ser el director de la Agencia Federal de Aviación (AFAC) y el jefe de ambos, el subsecretario de Transportes. Parte de todo el batidillo ha sido la falta de coordinación entre instancias. Y ojalá que se pueda revertir el desastre.

E-mail: raviles0829@gmail.com

Facebook comments