Pasar al contenido principal
17/10/2021

Medidas sanitarias en la aviación

Rosario Avilés / Jueves, 26 Agosto 2021 - 19:42

Para salir de la mayor crisis que ha sufrido la industria del transporte aéreo internacional es indispensable tomar serias medias. Acelerar la demanda de viajes aéreos esenciales y no esenciales es el objetivo actual de la industria, por eso Salvatore Sciacchitano, presidente del Consejo de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), enfatizó que es de vital importancia garantizar la resiliencia futura de la aviación y para ello, los estados deben evaluar sus riesgos y determinar rápidamente las medidas de mitigación adecuadas a cada situación.

Lo más evidente para restaurar la confianza es la evaluación de las aerolíneas, y cómo mitigan los riesgos de contagio, tanto para pasajeros como para su personal. En junio de 2020 se creó el Grupo de Trabajo de Recuperación de la Aviación (CART, por sus siglas en inglés) de OACI, el que, a través de la guía “Take-off”, ha emitido recomendaciones para reducir los riesgos de salud pública y reactivar la conectividad del transporte aéreo.

Las medidas fueron creadas teniendo como enfoque la seguridad, protección y eficiencia de las operaciones, promover la salud pública y la confianza de los pasajeros, trabajadores y público en general, así como el reconocimiento de la aviación como un motor de recuperación económica. 

Sin embargo, las cosas se han complicado por la falta de acuerdo entre todos los países respecto a las medidas que hay que tomar. Hasta ahora, en la etapa 1, por ejemplo, se inciaron algunas medidas en el momento en que comenzó el aumento en el flujo de pasajeros. El bajo tránsito de personas permitió a los aeropuertos y aerolíneas introducir prácticas de salud pública apropiadas para su volumen. La idea es que conforme los gobiernos revisen la aplicabilidad de las medidas, los volúmenes de pasajeros irán incrementando. 

La siguiente etapa iniciará cuando el virus haya sido contenido lo suficiente en los principales destinos del mundo, se reducirán los niveles de alerta y se relajarán las restricciones de viaje y las medidas de mitigación de riesgos disminuirán, se modificarán o se detendrán. Hasta que no existan intervenciones farmacéuticas específicas y efectivas para la pandemia (terapias o vacunas), los Estados podrían continuar modificando sus medidas sociales y de salud pública.

La última etapa entrará en vigor cuando estén disponibles terapias o medicamentos contra el COVID-19 en la mayoría de los países. Pueden existir medidas de mitigación residuales que deberán ser evaluadas periódicamente.

En noviembre de 2020, la OACI agregó tres recomendaciones adicionales. La primera de ellas es la aplicación de pruebas de detección de covid-19; en la segunda solicitó a los Estados miembros compartir activamente información entre sí para implementar de manera coordinada un corredor de salud pública que permita gestionar los viajes esenciales, mantener la seguridad de los vuelos y evitar la transmisión de la enfermedad.

Si bien la emergencia sanitaria obligó a la industria a adaptar temporalmente ciertos procesos regulatorios, la estandarización de protocolos de pruebas covid, así como sus certificados y el reporte de las mismas, son definitorios para el avance en la aceleración de la demanda. Es cuestión de tiempo.

Lo oí en 123.45: Además, se debe investigar y hacer justicia en el caso de Mexicana de Aviación: anular las irregularidades, castigar a los responsables y resarcirle a los  trabajadores su patrimonio.

E-mail: raviles0829@gmail.com

Facebook comments