Pasar al contenido principal
20/04/2024

Anuncia CAA primeras empresas que apoyarán el Hydrogen Challenge

Redacción A21 / Viernes, 1 Marzo 2024 - 01:00
Revisarán y proporcionarán comentarios sobre seguridad, planes de prueba y evaluaciones de riesgos

La Autoridad de Aviación Civil del Reino Unido (CAA) lanzó su desafío Hydrogen Challenge en noviembre de 2023, para ayudar a aprovechar el potencial del hidrógeno como combustible de aviación con cero emisiones de carbono, y acaba de seleccionar a las empresas Cranfield Aerospace Solutions, Exeter Airport Consortium y ZeroAvia para impulsar este desarrollo.

La empresa Cranfield Aerospace Solutions está desarrollando un tren motriz de pila de combustible de hidrógeno para aplicarlo a aviones y pretende realizar pruebas en tierra y en vuelo este año. La CAA trabajará con la organización para identificar peligros, riesgos y desafíos de seguridad asociados con su proyecto.

La reducción del impacto medioambiental de las paradas de aviones en el aeropuerto de Exeter será el objetivo de un estudio realizado por Regional & City Airports, TUI, ULEMCo y Cranfield University.

Se utilizará el desafío para permitir a los miembros del consorcio y a la autoridad reguladora revisar y proporcionar comentarios sobre casos de seguridad, planes de prueba y evaluaciones de riesgos y, en última instancia, informar el desarrollo de material de orientación y regulaciones para el futuro.

ZeroAvia, que también está desarrollando motores eléctricos de hidrógeno (pilas de combustible) para la aviación y que ya vuela un sistema prototipo en un banco de pruebas Dornier 228 con un permiso para volar de la CAA, trabajará con el regulador para identificar peligros, riesgos y seguridad. desafíos asociados con la modernización de un tren de potencia eléctrico de hidrógeno.

El Hydrogen Challenge de la CAA es un ejemplo de cómo trabaja en colaboración con la industria para ayudar a dar forma al futuro de la aviación. La introducción de la propulsión de hidrógeno también es clave para lograr la estrategia Jet Zero del gobierno del Reino Unido.

“El Hydrogen Challenge es clave para ayudar tanto al sector como a la CAA a comprender mejor las tecnologías emergentes del hidrógeno y los pasos regulatorios para avanzar hacia la entrada en servicio”, afirmó Tim Johnson, director de Estrategia y Política de la CAA.

Añadió que trabajar en estrecha colaboración con las tres empresas seleccionadas les permitirá dar un paso más hacia un sector de la aviación neto cero al apoyar a la industria para explorar qué tan factible es la introducción del hidrógeno y cómo se puede asegurar que la regulación se desarrolle con la tecnología y sea adecuada para este propósito.

“En Cranfield Aerospace Solutions estamos encantados de poder contribuir al Hydrogen Challenge. Consideramos que esto es un enfoque único para abordar los desafíos prácticos en la utilización de combustible de hidrógeno en un entorno aeronáutico, algo que no se ha intentado a esta escala anteriormente, ni a nivel nacional ni global”, indicó Johannes Hien, jefe de diseño de Cranfield Aerospace Solutions.

Por su parte, Paul Harper, director de Aeronavegabilidad y Certificación de ZeroAvia, dijo que con el optimismo cada vez mayor en torno al hidrógeno como combustible del futuro para la aviación, es fundamental que exista un buen intercambio de conocimientos entre el regulador y la industria en esta área incipiente.

“Dado que ya estamos realizando pruebas de vuelo y trabajando con la CAA en la certificación de nuestro primer motor, ahora es el momento adecuado para que el Hydrogen Challenge entre en acción”, añadió Harper.

El hidrógeno como combustible de aviación se encuentra en una etapa temprana de desarrollo, el sector aún no tiene una comprensión integral de los riesgos para la seguridad de la aviación y el camino correcto hacia la certificación.

La CAA continuará abordando estos problemas a través de su Hydrogen Challenge, utilizando un enfoque de Sandbox Regulatorio para garantizar que la regulación se adapte y sea adecuada para este nuevo combustible.

 

 

Facebook comments