Pasar al contenido principal
21/10/2021

¿Por qué un 767 de Icelandair voló a la Antártida?

Redacción A21 / Martes, 2 Marzo 2021 - 21:14
Participaron seis pilotos, 13 miembros de tripulación de cabina y un ingeniero de vuelo

La semana pasada un Boeing 767, matrícula TF-ISN, de Icelandair, voló desde Reykjavik, Islandia hacia la base aérea de Troll, en la Antártida, con escala previa en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. 

El vuelo fue operado por Loftleiðir, la marca chárter de Icelandair, y tenía por objetivo llevar provisiones a la estación de investigación que tiene el Instituto Polar Noruego en Dronning Maud, Antártida. Asimismo, recogió algunos científicos que terminaron su gestión en el laboratorio científico luego de 16 meses. 

Para llevar a cabo este vuelo, ida y vuelta, Icelandair necesitó de cuatro días y 42 horas totales de vuelo en las que viajó de norte a sur el planeta. Participaron seis pilotos, 13 miembros de tripulación de cabina y un ingeniero de vuelo, señaló la aerolínea. 

Ésta es la segunda ocasión que Icelandair llega a la Antártida. La primera ocasión sucedió en 2015, cuando la aerolínea bandera de Islandia se convirtió en el primer operador comercial en aterrizar en una pista construida sobre hielo azul en este continente. 

“Los noruegos construyeron una pista en el hielo azul y es especial debido a su naturaleza estructural y su fortaleza. La pista ha sufrido los embates constantes de vientos con la fuerza de un huracán, lo cual ha provocado que las burbujas de aire en el hielo se contraigan, por lo que tiene un color azul oscuro. Y debido a su solidez, la pista puede recibir una aeronave tan grande como lo es un B767”, señaló Icelandair. 

Hace unas semanas, Lufthansa también llevó a cabo un vuelo de transporte de científicos al Polo Sur. En esa ocasión, un A350-900 de la aerolínea alemana conectó entre Frankfurt, Alemania y Mount Pleasant, en las islas Malvinas, recorriendo 13 mil 700 kilómetros y volando 15 horas sin escalas.

Facebook comments