Pasar al contenido principal
20/01/2020

Critican nuevas medidas europeas para evaluar pilotos

Redacción A21 / Martes, 9 Mayo 2017 - 18:20

Ante las medidas propuestas por parte de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), a consecuencia del accidente del avión de Germanwings en 2015, la Asociación de Pilotos de Aerolíneas Británicas (BALPA) ha determinado que las evaluaciones psicológicas de este órgano regulatorio son contraproducentes y no cumplen su cometido preventivo.
 
BALPA explicó que las propuestas de EASA podrían aumentar el estigma en torno a la salud mental del piloto y empujar el problema a la clandestinidad si los pilotos o tripulación temen perder sus empleos.
 
La autoridad europea acotó nuevos requisitos con la intención de fortalecer los exámenes médicos para incluir la detección de drogas y alcohol, una evaluación integral de la salud mental y un mejor seguimiento de las condiciones psiquiátricas previas.
 
Además, pidió intensificar la formación, la supervisión y la evaluación de los examinadores de medicina aeronáutica, así como adoptar nuevas medidas para prevenir que estos filtros no se respeten. También exigen que los pilotos se sometan a una evaluación psicológica cuando son contratados por una aerolínea.
 
Sin embargo, BALPA está consternada por la eficacia de estos filtros, añadiendo que no hay ninguna prueba que haya demostrado ser confiable para determinar con precisión el estado mental de un piloto.
 
"Necesitamos asegurar que estas nuevas reglas apoyen a los pilotos y que éstas no los descalifiquen”, declaró Rob Hunter, jefe de Seguridad de Vuelo y examinador médico especialista en aviación de BALPA.
 

“Es incorrecto asumir que cualquier persona que sufre con depresión es suicida y además homicida, como fue el caso con el copiloto de Germanwings”, dijo.

 
Un informe preliminar francés sobre el accidente de Germanwings, el cual afirma que el copiloto estrelló el avión intencionalmente, reveló que el responsable del incidente se negó a abrir la puerta de la cabina en los últimos minutos del vuelo, ya que estaba buscando tratamiento para la depresión.
 
Según los reportes de la prensa europea, un médico privado lo remitió a un psicoterapeuta y psiquiatra un mes antes del accidente y diagnosticó que sufría de una potencial psicosis dos semanas antes del suceso.

Facebook comments