Pasar al contenido principal
15/07/2018

México invierte en 40 proyectos para impulsar industria aeroespacial

Rodrigo Anaya / Miércoles, 22 Noviembre 2017 - 09:20
En 2016, México exportó más de 7 mil millones de dólares de componentes y partes

La Agencia Espacial Mexicana (AEM) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) financian alrededor de 40 proyectos con el fin de impulsar el sector aeroespacial nacional, mencionó Francisco Javier Mendieta, director general de la AEM.

Durante su ponencia titulada “La Seguridad Aérea en el Desarrollo Aeroespacial” en el Congreso Internacional de Seguridad Aérea, celebrado la semana pasada, Mendieta apuntó que estos proyectos buscan impulsar las capacidades tecnológicas satelitales y de exploración espacial en México.

“La política aeroespacial de México busca proveer una infraestructura moderna y segura que debe ser incentivada” remarcó el director general de esta institución gubernamental.

Agregó que hace 25 años se tenían muchas dudas de que pudiera existir una industria aeroespacial en México, pero que a través de la inversión extranjera y las nuevas innovaciones tecnológicas, se ha podido establecer uno de los sectores de fabricación más fuertes en el mundo en este rubro.

Durante 2016, la industria aeroespacial mexicana exportó más de 7 mil millones de dólares de componentes y partes, las cuales fueron producidas por más de 50 mil trabajadores, según las estimaciones de la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (FEMIA).

Asimismo, el mercado aeroespacial a nivel internacional tuvo un valor económico de 329 mil millones de dólares, según las estimaciones de Space Foundation. Este sector crecerá a mediano plazo principalmente por la expansión de lanzamiento de satélites.

La industria aeroespacial ha ido refinando y replanteando la ingeniería de los satélites en los últimos 20 años para que estos transmisores globales sean más pequeños y más baratos.

Inicialmente, un satélite podía pesar hasta seis toneladas y no tenían una duración de vida tan extensa por la tecnología de celdas fotovoltaicas, pero hoy en día se han desarrollado satélites que solamente pesan 100 gramos.

Este cambio en la infraestructura satelital mundial permitirá que se lancen más de estos aparatos en la órbita planetaria y que cubran mayor rango de lugares para proveer servicios o realizar análisis geográficos de la Tierra.

Mendieta apuntó que actualmente ya hay una empresa en México que está desarrollando este tipo de satélites.

Por otro lado, el ponente mencionó que se debe de incrementar el número de satélites en México con el fin de contribuir en rubros como la comunicación, la responsabilidad civil, la educación y la evaluación de desastres naturales.

Después de que el sismo del 19 de septiembre afectara la parte central del país, las autoridades mexicanas tomaron cuatro fotografías satelitales para medir los movimientos tectónicos de dicha región. Este análisis preliminar tuvo que ser apoyado con satélites estadounidenses y japoneses que levantaron lecturas más precisas sobre los daños causados por el sismo.

De igual forma, los satélites compactos tienen el potencial de proveer servicios de internet a las zonas más remotas del país y esto ha atraído la atención de varios inversionistas privados, incluyendo a Ricardo Salinas Pliego, quien invirtió 4 mil millones de dólares en el proyecto OneWeb. Este último tiene como objetivo proporcionar banda ancha a toda la población del mundo.

Por último, Mendieta resaltó que la AEM está actualmente colaborando en proyectos con 20 organizaciones aeroespaciales internacionales, incluyendo la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (NASA, por sus siglas en inglés).

Facebook comments