Pasar al contenido principal
19/10/2018

Falta de pilotos, a punto de una crisis mundial que en México no creemos

Francisco M. M… / Jueves, 2 Noviembre 2017 - 11:07

"La forma más efectiva de hacer algo es hacerlo". Amelia Earhart

Se espera que China destrone a los Estados Unidos como el mercado aéreo más importante del mundo para el año 2022, de acuerdo con las estimaciones de la Asociación del Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés).

El incremento en el tráfico aéreo global está dejando claro que hay una gran demanda de pilotos comerciales y empiezan a encontrarse en la cómoda posición de poder seleccionar la aerolínea que les ofrezca los mejores salarios y condiciones contractuales, lo que de entrada ha empezado a afectar a aerolíneas de bajo costo que deben mantener, entre otras cosas, bajas nóminas para funcionar bajo tal esquema de negocio.

Este incremento en la demanda de aviadores comerciales es una consecuencia de la ola de jubilaciones de los "baby boomers" en todo el Planeta y de ese enorme crecimiento del tráfico aéreo internacional, el cual se espera se duplique hasta los 7.8 billones de pasajeros para el año 2036, según cifras de la IATA.

Lo que ya es un hecho es la falta actual de pilotos calificados. Muchos de ellos ahora están buscando a las aerolíneas que ofrecen las mejores condiciones, de acuerdo con Marc Hualle, quien hasta hace unos meses fue el director del Instituto de Aviación Civil de Francia (ENAC).

Esta crisis de falta de aviadores comerciales ha sido resentida principalmente por la compañía irlandesa de bajo costo Ryanair, que canceló 20 mil vuelos entre septiembre de 2016 y marzo de 2017 al no poder cumplir con sus itinerarios y secuencias debido a que sus pilotos dejaron la aerolínea para encontrar mejores condiciones contractuales en otras partes del mundo.

Hasta ahora, la aerolínea de bajo costo Norwegian ha contratado a 160 aviadores capacitados y con experiencia que han dejado a Ryanair, lo cual representa un cuarto de los más de 600 pilotos que la empresa noruega tiene planeado contratar tan sólo en el presente año.

Todo este problema de migración y reacomodo de pilotos profesionales amenaza con convertirse en una gran crisis mundial. Dicha crisis empezó a sentirse hace aproximadamente tres años, cuando las mayores aerolíneas comerciales de Estados Unidos dejaron ir a pilotos a otras empresas aéreas del lejano este como Emirates, Qatar, Gulf Air, Etihad y otras que han tenido un enorme crecimiento y éxito.

Al mismo tiempo, las aerolíneas chinas están ofreciendo salarios considerados "de locura" y las agencias de contratación profesional (brokers) están ofreciendo hasta 300 mil dólares anuales libres de impuestos, incluyendo los beneficios que reciben los capitanes con experiencia.

Aun así, muchos pilotos prefieren trabajar para aerolíneas como Air France, pues aunque ofrecen un salario ligeramente menor que el de las aerolíneas de Medio Oriente, tienen la posibilidad de una mejor calidad de vida.

Está empezando a ser tan grave la falta de pilotos que ahora los instructores de simulador están siendo llevados a los aviones para volarlos. Un ejemplo de esto lo ha dado Air France: durante siete años no contrató un solo piloto con el fin abatir costos enraizados en la guerra en contra de las homólogas de bajo costo. Ahora planea contratar entre 200 y 250 nuevos aviadores anualmente hasta el año 2025, según lo comentó su jefe de pilotos, Didier Nicolini, hace un par de meses. Asimismo, mencionó que su paquete de beneficios está atrayendo a pilotos no sólo de Ryanair sino de easyJet y hasta de los Emiratos.

Para la alemana Lufthansa, la falta de pilotos está siendo un asunto de supervivencia. En un punto de clara desesperación, está ofreciendo un bono de 20 mil euros a los primeros 15 pilotos de airberlin cuando estos acepten las condiciones de contrato. Esta adquisición de pilotos evitará la cancelación de vuelos a mediano plazo.

Cuestión aparte, e igualmente importante, es el hecho de que si bien la demanda mundial de pilotos es de 600 mil para los próximos 20 años, ahora es necesario encontrar un buen número de instructores para entrenarlos. Esto representa otro reto gigantesco.

Estos son sólo algunos ejemplos representativos del enorme problema que se vislumbran por la falta de pilotos. Y esto, desde luego, no es un asunto privativo de aerolíneas del otro lado del mundo.

En nuestro continente, empezando con las aerolíneas norteamericanas, este problema amenaza en convertirse en una verdadera crisis a corto y mediano plazo. Hoy en día, hay aerolíneas cancelando vuelos e incluso una quebró por falta de pilotos. Otras están buscando a pilotos jubilados para que regresen a trabajar.

Por otra parte, en México este problema ya se está presentando. Actualmente se está analizando una propuesta legislativa para modificar el artículo constitucional a fin de permitirle a los pilotos extranjeros volar aeronaves con matrícula mexicana. Esto ha sido promovido, entre otros, por las propias aerolíneas mexicanas. Algo saben y algo quieren prever.

Mientras esto sucede, tengo que decir que los aviadores de nuestro país se encuentran instalados en su zona de confort o en la lucha de variados intereses, y muchos no creen, no ven o no quieren pensar en lo que se avecina.

Para todos los aviadores comerciales de México, éste es el momento justo e imperativo para que se convenzan de que no vivimos en una isla, deben ver este asunto como una realidad que ya es mundial. Y es una realidad que nos va a alcanzar más temprano que tarde, y que promete provocar una severa turbulencia: lluvia, granizo, rayos y centellas.

Facebook comments