Pasar al contenido principal
28/05/2018

Tecnología en la Aviación

Francisco M. M… / Jueves, 17 Agosto 2017 - 10:29

" La tecnología es un ciervo útil, pero un amo muy peligroso"
                             Christian Lous Lange

Cada día nos enteramos de algún nuevo paso que se da en la tecnología que se utiliza en la aviación mundial, la cual hace que el sector aéreo es más sofisticado y más confiable. Sin embargo, debemos aceptar que nunca lo será 100% confiable y no hay substituto a la mente humana por el simple hecho de que es justamente esa mente la que la ha creado.

Las aeronaves actuales, e incluso las más pequeñas, cuentan con sistemas que hace apenas unos años eran solo una posibilidad, pero que hoy son una realidad que ha modificado y modernizado a la industria de la aviación mundial en todas sus diferentes áreas y ha automatizado la actividad de los pilotos.

En base a mis propias experiencias como instructor, puedo decir que el aviador actual confía totalmente en esa nueva tecnología que tiene a la mano. Lo hace tanto que se han presentado dos fenómenos que vale la pena abordar.

El primero tiene que ver con la complacencia en la que se ha caído por la total confianza en los nuevos sistemas computarizados, lo que ya ha demostrado ser una causa de incidentes y accidentes aéreos atribuidos a errores humanos.

El otro fenómeno es el hecho incontrovertible de que algunos pilotos no comprenden como utilizar la nueva tecnología. Cuando la habilidad de los aviadores llega a fallar, estos cuentan con pocas armas para defenderse porque no todos reúnen las condiciones, conocimientos y habilidades para regresar a los procedimientos manuales y al vuelo básico.

Actualmente, muchas aerolíneas del mundo están modificando sus programas de adiestramiento de vuelo y de simuladores para que el piloto sepa reconocer las deficiencias de algún sistema computarizado y regrese a tomar el control manual de vuelo cuando sea necesario. Pero hay pruebas de que este cambio de mentalidad le está costando mucho trabajo a los pilotos de las modernas aeronaves. Puede ser que los pilotos sean conviertan en expertos para programar computadoras a bordo, pero es inusual que sean capaces de acondicionarse al cambio a lo que llamamos " back to basics" (regreso a lo básico) cuando tienen que lidiar con una emergencia.

Un ejemplo de lo anterior es el accidente del avión francés que realizaba la ruta entre Rio de Janeiro y París el 1 de junio del 2009, el cual se estrelló en el Océano Atlántico después de tener un congelamiento, obstrucción por hielo y una falla sucesiva de los tubos pitót (los transmisores de velocidad a las computadoras de a bordo).

De acuerdo con la investigación oficial, dos pilotos con experimentados fallaron en reconocer la emergencia. Cuando desconectaron el piloto automático y trataron de volar el avión en condiciones manuales, cometieron errores de vuelo muy elementales que terminaron con el fatal accidente del Airbus 330 y que costaron la vida a 154 pasajeros y tripulantes.

Es importante que los pilotos de la nueva generación comprendan estos fenómenos, que sean entrenados, que desarrollen también sus habilidades de vuelo manual y que se encuentren mentalmente preparados para este cambio que se presenta cuando se está manejando la más alta tecnología.

Facebook comments