Pasar al contenido principal
24/09/2018

Definen tarifas máximas para almacenamiento de turbosina

Francisco Pazos / Lunes, 20 Agosto 2018 - 09:49
La tarifa base en el AICM será de 143.98 pesos por metro cúbico de turbosina

La Comisión Reguladora de Energía (CRE) publicó el listado de tarifas máximas aplicables a la prestación del servicio de almacenamiento de turbosina para las 60 estaciones que Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) tiene instaladas en los aeropuertos de país.

De acuerdo con el tabulador, el mayor monto que ASA cobrará a terceros por el uso de sus instalaciones se efectuará en el aeropuerto Internacional General José María Yáñez de Guaymas, Sonora, donde se definió una tarifa base de 435.51 pesos por metro cúbico de combustible.

En contraste, la tarifa más baja se cobrará en la terminal Gral. Servando Canales de Matamoros, Tamaulipas, en la que el costo del servicio será de 93.83 pesos por metro cúbico de turbosina.

Además de las tarifas básicas, la CRE también determinó el monto de la tarifa por hidrante (10 pesos por metro cúbico en las 15 terminales donde aplica) además de la tarifa de horario extendido.

En este último rubro, el monto más alto se cobrará en el aeropuerto internacional de Minatitlán, Veracruz, con 322.80 pesos por metro cúbico; mientras el más bajo será de 22.03 pesos y se cobrará en el aeropuerto internacional de Bahías de Huatulco.

En el caso del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), la tarifa base será de 143.98 pesos por metro cúbico de turbosina; mientras en la terminal de Cancún, la base será de 151.67 pesos. En ninguno de estos, los principales aeródromos del país, habrá tarifas de horario extendido.

Recordemos que el 21 de junio pasado se publicó en el Diario Oficial de la Federación la derogación del Artículo 9 transitorio del Reglamento de la Ley General de Aeropuertos, que avalaba la exclusividad de ASA en el sector.

Sin embargo, como parte del proceso de apertura del mercado, estaba pendiente la aprobación y publicación de las listas de tarifas máximas por parte de la CRE, la cual fue definida el 16 de agosto pasado a través de la resolución RES/1705/2018.

Esta medida abre la puerta para la potencial entrada en servicio de las 82 compañías poseedoras de permisos de importación de turbosina –entre las que figuran Shell, Gulf, BP y Pemex Transformación–, de acuerdo con datos de la Secretaría de Energía al 16 de mayo de 2018.

Carga de gasolina

ASA facilitará apertura

Por su parte, ASA informó que analizará y evaluará dichas tarifas para determinar el impacto económico en su operación, así como de la industria aeronáutica.

A través de un comunicado, el organismo dependiente de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes confirmó su disposición para atender y competir en igualdad de condiciones con terceros participantes del sector.

“Con esta publicación, así como con los Términos y Condiciones para la Prestación de Servicio de almacenamiento en aeropuertos (TCPS), se abre el mercado para que terceros contacten a ASA con el objetivo de almacenar sus productos para entregarlos a sus clientes, en sustitución del suministro que de manera exclusiva este Organismo había llevado a cabo de manera segura y con altos niveles de calidad hasta la fecha”, apuntó.

En distintos foros de discusión previos a la apertura, las aerolíneas a través de la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero) remarcaron la necesidad de que se les tomara en cuenta, principalmente la definición de las tarifas máximas.

Y es que, según estimaciones de la propia Canaero, por cada centavo de dólar de incremento en turbosina se genera un sobrecosto anual para el sector nacional estimado en 44.3 millones de dólares, que se refleja en el costo de los boletos para los pasajeros. 

Facebook comments