Pasar al contenido principal
24/11/2020

Ningún piloto volará el MAX sin nuevo entrenamiento: FAA

Daniel Martíne… / Martes, 6 Octubre 2020 - 17:00
En México, Aeroméxico cuenta con un simulador de vuelo completo para el B737 MAX

La Administración Federal de Aviación (FAA) señaló que ningún piloto podrá operar nuevamente los aviones Boeing 737 MAX a menos de que lleven a cabo entrenamientos específicos en tierra y en vuelo, apoyándose de simuladores de vuelo. 

En particular, la FAA requirió que los pilotos se sometan a un entrenamiento que les permita operar de manera correcta el Maneuvering Characteristics Augmentation System, o MCAS, el software que, tras fallar, ocasionó los dos accidentes fatales en Indonesia y Etiopía, en 2018 y 2019, y que derivó en la puesta en tierra de la familia de aviones MAX desde marzo del año pasado. 

Boeing, la FAA y otras entidades regulatorias a nivel internacional han estado trabajando en el último año y medio impulsando la seguridad de los aviones MAX, luego de encontrar diversas fallas en el diseño original de las aeronaves, así como omisiones que causaron que los pilotos no conocieran el funcionamiento del MCAS, ni que una activación errónea podría causar la pérdida de sustentación de las aeronaves en vuelo. 

Ante esto, los pilotos ahora tendrán que aprender a recuperar el control de la aeronave en caso de la activación involuntaria del MCAS. 

Sin embargo, la FAA también pidió que los pilotos se entrenen en el uso del estabilizador manual de los B737 MAX, así como en las lecturas incorrectas del ángulo de ataque (AOA) durante un despegue, lo que podría llevar a una velocidad incorrecta. 

En México, la única aerolínea que tiene una flota de aviones B737 MAX es Grupo Aeroméxico. Actualmente, cuenta con seis, de una orden de 90 unidades. Asimismo, cuenta con un simulador de vuelo para este tipo de avión, informó la compañía a A21. Sin embargo, declinó a comentar sobre el proceso de recertificación que se está llevando a cabo en Estados Unidos. 

La semana pasada, Steve Dickson, titular de la FAA, comandó un vuelo de prueba del B737 MAX, sin que éste formara parte del proceso de recertificación de la aeronave. 

“Cuando llegué a este puesto, hice una promesa de que pilotaría el MAX y no lo validaría hasta que no estuviera convencido de que la aeronave era segura y podía dejar que mi familia la abordara”, señaló Dickson en conferencia de prensa.

El administrador de la FAA se entrenó durante la última semanas y el 30 de septiembre tuvo una sesión de prueba a bordo de la aeronave, en donde enfrentó distintos retos que podrían presentarse en una emergencia.

“Yo soy piloto. Para mí era muy importante tener de primera mano el entrenamiento y el manejo de la aeronave, para tener la mayor comprensión total (del MAX) conforme avanzamos en este proceso (de recertificación)”, añadió Dickson.

Finalmente, Dickson aseguró que se está llevando a cabo la fase final de recertificación de la familia MAX, pero que aún no hay una fecha, ni habrá, para su regreso oficial a los cielos.

Facebook comments