Pasar al contenido principal
20/09/2020

¿Cómo se transforma un B777-300ER en un carguero?

Redacción A21 / Jueves, 13 Agosto 2020 - 15:13
Podrá transportar servicios exprés, productos perecederos, e inclusive caballos o automóviles. 

GE Capital Aviation Services (GECAS) en colaboración con Israel Aerospace Industries (IAI) convertirán 15 aviones Boeing 777-300ER en cargueros, a la vez que buscan incrementar en un 25% la capacidad que el modelo estándar, pero ¿cuál es el proceso de conversión?

Para realizar la aeronave carguera apodada “Big Twin”, GECAS e IAI requirieron de más de 200 personas y cerca de 39 meses totales de trabajo en sus instalaciones, así como el proceso de certificación regulatoria.

“Todos piensan que convertir un avión de pasajeros en carguero es un proceso simple (…) En cambio, implica principios y requisitos regulatorios similares a los que se enfrentaría al producir una aeronave de nueva construcción en fábrica”, comentó Richard Greener, vicepresidente senior y gerente de GECAS Cargo

El primer paso es obtener la interpretación precisa del avión en un tablero de dibujo, donde los ingenieros analizarán todos los modelos y los elementos existentes. Con los cambios, los involucrados evaluarán la tensión del fuselaje del avión y determinarán qué transformaciones extra necesitan. 

“Estamos rediseñando el avión”, puntualizó Greener y agregó que el objetivo es minimizar el peso y maximizar la carga útil. 

De acuerdo con GE, el equipo que modifica el B777-300ERSF (SF que indica ser un carguero especial), transformará la plataforma de pasajeros en un compartimento de carga completo, modificando puertas y ventanas. 

En ese sentido, esperan que el avión pueda llevar diferentes tipos de carga, incluido servicios exprés, en línea, productos perecederos, e inclusive caballos o automóviles. 

El plan también incluye un compartimento que integre cuartos para la tripulación y los trabajadores de la empresa, ubicado en la parte trasera de la cabina de los pilotos, donde se ubican las cocinas y baños. 

Las entregas están previstas para finales de 2022 y entre las características el B777-ERSF conservará los motores GE90 y prevé consumir un 21% menos de combustible por tonelada que el carguero B747-400. 

“Esperamos que estas conversiones se conviertan en un mercado creciente para GECAS ya que el tráfico de carga crecerá mucho en los próximos años. El año pasado, por ejemplo, GECAS comenzó la conversión de aviones Boeing 737-800BCF para Amazon” indicó la compañía. 

Boeing proyecta que el mercado de carga se duplique en los próximos 20 años, pasando de 1,870 a 3,260 cargueros. 

 

Facebook comments