Pasar al contenido principal
18/12/2018

Trabajo en equipo, verdadero acto heroico

Jorge Castellanos / Viernes, 2 Diciembre 2016 - 08:28
Estreno de "Sully, Hazaña en el Hudson" en México

Hitos en la historia de la aviación mundial hay muchos. Tragedias, igualmente. Pero historias como la del 15 de enero de 2009 son tan excepcionales que han merecido la atención de Hollywood y su maquinaria de sueños para inspirar una grata sensación de orgullo por todos aquellos "obreros del aire" que van más allá de la línea del deber y se convierten en héroes. Tal es el caso del capitán Chesley Sullenberger y su tripulación, protagonistas del filme "Sully, Hazaña en el Hudson”, que llega hoy a los cines de todo el país.

Dirigida por Clint Eastwood (Río Místico, Million Dollar Baby) y estelarizada por el 2 veces ganador del Oscar, Tom Hanks, la cinta toma su nombre del apodo del experimentado piloto al mando de los controles del vuelo 1549 de US Airways, quien aquella mañana invernal logró una hazaña nunca antes vista: aterrizar un avión A320 con 155 pasajeros sobre el río Hudson de NY. Y lo más increíble, sin pérdidas humanas que lamentar.

Aunque se conoce de antemano el desenlace del suceso, no siempre se tiene una clara idea de lo que implica una investigación de accidentes e incidentes en la aviación. Por eso, la trama del filme se centra en las indagatorias que la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB) de los EU sostuvo con la tripulación, testigos y expertos, a fin de determinar la magnitud del error humano involucrado.

He transportado a millones de pasajeros en 40 años en el aire, pero al final seré juzgado por esos 209 segundos", Tom Hanks como el Capitán "Sully" Sullenberger.

La culpa que experimenta el Sully de Tom Hanks, quien duda de haber tomado una decisión demasiado arriesgada, nos transmite la fortaleza de carácter y el amor por la vida de este personaje, que junto al entrenamiento exhaustivo, la experiencia y la pericia son cualidades esenciales para que un piloto pueda reaccionar correctamente en momentos de crisis, como sucedió en este caso con el fallo de ambos motores por un choque con aves.

Y si a lo anterior sumamos el respaldo de la tripulación, controladores aéreos y rescatistas, la película nos muestra como lo que pudo haber sido una tragedia se transformó en milagro.

Pero si estos comentarios no te convencen, qué tal la reacción de los expertos de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA) de México al final de la premier especial, ante una sala llena de familiares y amigos, donde se brindaron en aplausos durante los créditos finales como un sentido homenaje al profesionalismo y preparación del Capitán Sullenberger y su equipo.

Ante la perspectiva de una aviación totalmente automatizada en el futuro, "Sully, Hazaña en el Hudson” nos enseña que remover el factor humano de la ecuación quizá no sea del todo conveniente cuando hay vidas en riesgo. Punto para los humanos.

Facebook comments