Pasar al contenido principal
06/04/2020

El dilema italiano: la eterna quiebra de Alitalia

Redacción A21 / Miércoles, 19 Febrero 2020 - 15:40

Desde 2017, la aerolínea bandera Alitalia ha estado a punto de desaparecer. En ese año, la compañía se declaró en bancarrota pero no ha dejado de operar. En cambio, la semana pasada, su principal competidor en el mercado doméstico, Air Italy, anunció inesperadamente el cese de operaciones.

Durante los últimos tres años, Alitalia ha recibido cerca de nueve mil millones de euros para poder mantenerse a flote. El último de estos préstamos, de 400 millones de euros, le llegó en diciembre y el gobierno italiano dijo que será el último.

Sin embargo, toda esta inyección financiera no ha sido útil, pues Alitalia continúa perdiendo cerca de 2.2 millones de dólares diariamente. A la par, el gobierno italiano ha buscado uno o más inversionistas que quieran ayudar a rescatar a esta aerolínea que existe desde la década de 1940.

A lo largo de los últimos meses se ha especulado sobre si los inversionistas para Alitalia serían Ryanair, easyJet, Air France-KLM, Lufthansa, Ferrovie dello Stato o incluso Delta Air Lines.

Sin embargo, como señaló Carsten Spohr, CEO de Lufthansa, la única manera para que Alitalia tenga un futuro a largo plazo es que encuentre una reestructura correcta a su organización.

De acuerdo con Lufthansa, esta reestructura implicaría la reducción de su flota de 113 a 90 aeronaves, la venta de sus servicios en tierra y operaciones de mantenimiento, así como la reducción de su equipo laboral en casi un 50%, para terminar con entre cinco y seis mil empleados, señaló Forbes.

En contraparte con sus problemas financieros, Alitalia sí ha logrado crecer en algunos aspectos. Para finalizar 2019, la aerolínea reportó que las ganancias de pasajeros incrementaron 1.7% y que el número de sus viajeros de largo alcance incrementó en un 5%.

Y, de hecho, la red de largo alcance de Alitalia creció 14.7% desde 2017. Además, terminó 2019 como la segunda aerolínea más puntual en Europa, lo que sugiere que la operación de la aerolínea está mejorando, señaló Simple Flying.

En cambio, Air Italy anunció la semana pasada su quiebra, aún pese a que entre sus accionistas se encuentra Qatar Airways, con 49% de las acciones.

El 51% restante de Air Italy estaba en mano de la empresa Alisarda SpA. Qatar Airways señaló que creía en el potencial de Air Italy pero que no había logrado conseguir nuevos fondos por parte de Alisarda, lo que ponía en una situación de inestabilidad a Air Italy y derivó en el cese de operaciones a partir del 25 de febrero.

Facebook comments