Pasar al contenido principal
16/10/2018

Delta supo del acuerdo Airbus-Bombardier por anticipado

Rodrigo Anaya / Jueves, 19 Octubre 2017 - 09:45

Tras el anuncio de que la producción de las aeronaves de la serie C de Bombardier se hará en las plantas de Airbus en Alabama, Ed Bastian, presidente de Delta Air Lines, mostró descontento por la actitud de Boeing, empresa que ha tratado de imponer tarifas arancelarias a los aviones del fabricante canadiense.

En una conferencia de prensa realizada en Atlanta, Georgia, Bastian abordó temas corporativos y operativos, incluyendo su conocimiento de que la compañía aeroespacial europea le abriría las puertas a Bombardier para producir la flota mencionada en suelo estadounidense.

Fue el pasado 27 de septiembre cuando la Cámara de Comercio de los Estados Unidos propuso un impuesto de importación de 219 por ciento a la compra de aviones de la serie C de Bombardier. Esta acción se realizó ante las protestas acerca de que la empresa aeronáutica había recibido subsidios ilegales por parte de los gobiernos de Canadá y Gran Bretaña para su programa de desarrollo .

Estas acusaciones fueron iniciadas por Boeing, pues alegaba que dichos aviones se estaban vendiendo por debajo de su precio de producción, y esto resultaba en prácticas injustas y desleales de competencia.

Adicionalmente, el Departamento de Comercio de Estados Unidos manifestó su intención de imponer una tarifa de 79.82 por ciento a la venta de cada una de estas aeronaves.

Por su parte, Delta pactó una orden de 74 aviones serie C por una cantidad de 5 mil 600 millones de dólares. Y bajo el contexto que imperaba, la aerolínea estadounidense aseguró que no pagaría esos aranceles adicionales, pues ya tenía conocimiento de la alianza entre Airbus y Bombardier (anunciada el pasado 15 de octubre).

Por si fuera poco, este asunto comercial agregó tensión a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) debido a que las autoridades canadienses rechazaron las propuestas impulsadas por sus pares de Estados Unidos.

Cabe recordar que el gobierno canadiense estaba a punto de adquirir aviones de combate de F-18 de Boeing, pero decidió frenar la transacción hasta que concluya el proceso de renegociación del acuerdo socioeconómico.

Facebook comments