Pasar al contenido principal
17/11/2018

Discuten en la UNAM retos de la medicina espacial contemporánea

Redacción A21 / Viernes, 19 Octubre 2018 - 12:12
Incentivan al talento joven en 4o. Congreso Mexicano de Medicina y Salud Espacial

Por Salma Domínguez

El arranque inminente de los vuelos espaciales comerciales y la especialización de médicos para la atención de tripulantes que llegasen a presentar inconvenientes en viajes interplanetarios, fueron algunos de los tópicos que reconocidos expertos abordaron durante el 4o. Congreso Mexicano de Medicina y Salud Espacial, llevado a cabo del 16 al 18 de octubre en la Universidad Nacional Autónoma de México.

Particularmente, en la ponencia a cargo de Melchor Antuñano, director del Civil Aerospace Medical Institute (CAMI) de la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos, y Víctor Demaría, perteneciente a la Agencia Espacial Europea (ESA por sus siglas en inglés), se expusieron los desafíos que implica un viaje y estancia en espacio.

El doctor Demaría comenzó reconociendo la labor de Javier Mendieta, director de la Agencia Espacial Mexicana (AEM), coorganizadora del Congreso, y estableció que estos ciclos de conferencias son el mejor ejercicio que puede realizarse después de meses de trabajo.

Posteriormente habló sobre la salud de astronautas en la Estación Espacial Internacional (EEI) y del proyecto de un puerto espacial sin tripulantes en la órbita baja de la Tierra, que la ESA desarrolla en conjunto con EU, Rusia, Japón y Canadá.

Otros temas relevantes para el experto fueron los retos técnicos para la exploración humana del espacio, así como las investigaciones futuras a bordo de la EEI que se esperan para 2024 en campos como biología molecular, combustión, física de fluidos, entre otros.

Por su parte, el doctor Antuñano mencionó los proyectos de los futuros transbordadores aeroespaciales como el Lockheed Orion, el Sierra Nevada Dream Chaser, el CST-100 de Boeing, la cápsula Dragon de SpaceX y el Russian PPST.

Asimismo, habló del aeroplano más grande del mundo, Stratolaunch, que con su envergadura semejante a la de un campo de futbol realizó su primer desplazamiento en diciembre de 2017, y se espera su vuelo de prueba en el 2019. El mismo servirá para impulsar un transbordador espacial dentro de la atmósfera terrestre, evitando así la necesidad de plataformas terrestres de despegue.

El director de CAMI concluyó diciendo que, si bien es cierto que el enviar a una persona al espacio implica un gran esfuerzo, la responsabilidad aumenta cuando se trata de temas de la salud concernientes a la alimentación, provisiones y precauciones que deben de tomarse en cuenta para mantener a los tripulantes con vida, lo cual incrementa la importancia de los médicos especializados en materia aeroespacial y reacciones del cuerpo humano en micro-gravedad.

Aunque al auditorio "Dr. Raoul Fournier Villada" de la Facultad de Medicina-UNAM se dio cita un grupo importante de gente versada en este campo, la finalidad de estas ponencias fue sobre todo apoyar y alentar el interés en materia de medicina espacial, encaminando así a los jóvenes talentos emergentes.

“Díganos lo que quieren hacer y nosotros los científicos sabemos, y les diremos como hacerlo”, enfatizó Demaría.

Para cerrar el congreso, agradecieron a los presentes y a cada uno de los conferenciantes, dentro de los cuales también estuvieron el Dr. David Muñoz Rodríguez, coordinador de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico Espacial, el Maestro Ricardo Arturo Vázquez Robledo, gerente de Medicina Espacial y Cibersalud (ambos de la AEM), y el Dr. Saúl Santillán Gutiérrez, secretario de Ciencia y Tecnología del Programa Espacial Universitario.

Facebook comments