Pasar al contenido principal
19/08/2018

Vive industria aeroespacial mexicana un “momento histórico”

Jorge Castellanos / Miércoles, 27 Septiembre 2017 - 10:55
Ni el TLC ni la transición presidencial podrán frenar el crecimiento del sector: FEMIA

Querétaro, QRO. Por sus sólidas bases estructurales, amplio desarrollo de capacidades y alta especialización, hechos coyunturales como la renegociación del Tratado de Libre Comercio de America del Norte (TLCAN) o un cambio de gobierno en el país no podrán frenar la tendencia de crecimiento y aceleración del sector aeroespacial, que vive un “momento histórico” según Carlos Robles, presidente de la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (FEMIA).

En entrevista con A21, el directivo describió los pasos que llevaron al sector hacia esta etapa definitoria, así como las sinergias necesarias para lograr que México suba del décimo cuarto lugar a nivel mundial que ocupa actualmente, al top 10 de países en este rubro:

“El momento es histórico porque, para dar ese brinco y estar dentro de los 10 mejores, necesitamos desarrollar la cadena de proveduría, uno de los temas fundamentales y más críticos en México. Entonces, necesitamos unir esfuerzos, colaborar y juntar todos los intereses y todas las capacidades en desarrollar el sector, de acuerdo a las necesidades de los manufactureros y de los diferentes niveles de proveduría”.

Ante esto, Robles exhortó a aprovechar las oportunidades que brinda la gran experiencia y conocimiento de industrias como la automotriz, que proveen al sector aeroespacial de tecnología y mano de obra calificada, y así estar protegidos ante cualquier cambio en las relaciones comerciales con el exterior.

“Al final las leyes y los tratados fijan las reglas del juego. Estamos muy atentos a lo que pueda estar pasando, tratamos de tener un nivel de influencia y posicionarnos dentro de las negociaciones (del TLCAN) pero, definitivamente, tenemos que esperar a ver cómo se va a comportar el entorno para adecuarnos y buscar las mejores oportunidades que podamos tener para el sector aquí en México”.

En cuanto al clima político nacional, destacó que la continuidad de los objetivos no está comprometida ante una transición de gobierno, dada la importancia del sector como palanca para el desarrollo del país, con instrumentos de apoyo y financiamiento incorporados de forma transversal a los planes estratégicos de secretarías federales como las de Economía y de Educación Pública.

“No vemos una cuestión que cambie radicalmente el posicionamiento que tenemos hoy en día: nosotros tenemos que ponernos a trabajar, hacer lo que sabemos hacer y tratar de reunir a todos los actores en un nivel de colaboración que nos permita prácticamente ser inmunes ante todos los factores externos”, enfatizó.

Aprovechar el momento

Como se mencionó, el objetivo más inmediato para FEMIA y otros actores del sector –desde los llamados fabricantes de equipo original (OEM por sus siglas en inglés) hasta las empresas emergentes–, es el desarrollo de la cadena de proveduría.

“Tenemos buena presencia de OEM, sin que esto quiera decir que sobren o que no sean bienvenidas más armadoras; (las empresas) Tier 1 normalmente se acercan cuando tienes al OEM en tu país. Pero ya cuando hablas de niveles 2, 3 e incluso materias primas, que es donde normalmente estamos importando mucho, ahí es donde está nuestro foco de expandir esto, que aplica también para cualquier tipo de operación, tanto en manufactura como en mantenimiento, reparación y revisión (MRO en inglés). Todos nos beneficiaríamos de lo mismo”, explicó Robles.

Para lograr lo anterior, el presidente de FEMIA destacó los trabajos de revisión del las metas del sector con apoyo de la llamada triple hélice (gobiernos de todos los niveles, empresas y universidades).

“Estamos en una especie de tour con todos los clústeres, ya tuvimos reuniones en Monterrey, Querétaro y Chihuahua. Básicamente estamos revisando el plan que se denomina Pro-Aéreo –que ahora lo estamos llamando Pro-Aéreo 2.0– precisamente para fijar, no nada más los objetivos, sino el cómo llegar a esos objetivos y la manera de trabajar de aquí al futuro”.

Para el ejecutivo, uno de los componentes esenciales de este plan sectorial tiene que ver con la academia, con la cual colaboran para desarrollar programas específicos a través de la Comisión de Formación de FEMIA.

Finalmente, reiteró los retos a mediano plazo, como rebasar la meta de doce mil millones de dólares en términos de exportaciones.

“Para este año estimamos pasar los ocho mil millones de dólares, nos faltarían cuatro en dos años. El otro objetivo importante es cubrir los empleos relacionados con el sector aeroespacial: cerramos 2017 con 50 mil y queremos casi duplicarlos a 110 mil empleos para 2020”, puntualizó.

A continuación te presentamos el video de la entrevista. ¡Dale play!

Facebook comments