Pasar al contenido principal
16/10/2021

Mirando hacia el futuro con medidas sostenibles para la industria

Eliseo Llamazares / Miércoles, 23 Junio 2021 - 20:23

Es momento de evaluar cuáles deberían ser de aquí en adelante las medidas a implementar para evitar futuros eventos como el vivido.

Al igual que como ocurrió después del 11 de septiembre, cuando se demostró que había que aumentar las medidas de seguridad en los aeropuertos, se deben implementar hoy en día procedimientos y protocolos para que, en el corto plazo, se consiga superar la pandemia de COVID-19 y volvamos a la normalidad lo antes posible de una forma segura, y en el medio y largo plazo, podamos evitar una parada global como la ocurrida.

La globalización y el transporte aéreo, que se ha “universalizado” gracias a que las aerolíneas han conseguido costes que hacen posible volar a cualquier parte del mundo, se convirtió en un riesgo por su capacidad de difusión del virus. Sin embargo, en lugar de instaurar restricciones como las vividas hasta el momento, con limitaciones significativas a las libertades individuales y poner el foco casi exclusivo del problema al sector aéreo para evitar la propagación del virus, hay que evaluar la causa raíz para poder introducir medidas realmente efectivas en el futuro.

En la causa raíz de esta pandemia está, fuera de las muchas teorías conspirativas que siempre giran en torno a estos grandes eventos, en la falta de información sobre situaciones de riesgo y la tibieza de respuesta en cuanto a que se debe hacer, en un entorno global, con estas situaciones. No ha sido la primera vez que un virus ha cruzado océanos y nunca se han implementado medidas preventivas, solo reactivas ante eventos de una dimensión mucho menor a la actual.

Mirando al futuro, pero sin olvidar la causa raíz del problema que debe ser utilizada como base de la construcción de medidas efectivas, se debe dar a los organismos internacionales facultad correctiva para implementar medidas globales y capacidad coercitiva para poder persuadir de que se vuelvan a producir.

Por otro lado, al igual que los procesos de “security” que ya nos parecen normales en nuestros viajes, se deberían integrar procesos de “bio-security” para evitar los repuntes de la pandemia actual, pero sobre todo la propagación de nuevas. Estos procesos deben contener medidas en destino, pero sobre todo, medidas en origen basados en una información “transparente” de la situación biosanitaria que pudiera impactar en el viaje de sus nacionales y estar integrados tecnológicamente para reducir el impacto en la experiencia del viajero.

Esperemos que este mundo totalmente “globalizado” aprenda de los muchos errores que hemos tenido como humanidad para que no vuelva a ocurrir un evento mundial como este de nuevo.

Facebook comments