Pasar al contenido principal
27/05/2024

Innovar en tecnología de entretenimiento mejora experiencia de vuelo: OAG

Redacción A21 / Miércoles, 17 Abril 2024 - 01:00
La promesa de un internet completamente fluido y de alta velocidad en los cielos sigue siendo parcialmente incumplida

Desde los primeros días de los proyectores de techo y monitores únicos en el pasillo (pantallas comunales) hasta las pantallas táctiles personales en los respaldos de los asientos y la conectividad Wi-Fi actuales ilustra cómo la tecnología ha evolucionado en un campo crítico para que las aerolíneas mejoren la satisfacción del pasajero, indicó la consultora OAG.

Al profundizar en esta discusión, la creciente tendencia de Traer Tu Propio Dispositivo (BYOD) plantea nuevos desafíos y oportunidades para el papel tradicional de los sistemas entretenimiento a bordo (IFE), sugiriendo un momento crucial para su relevancia en los viajes aéreos modernos.

Desde que un hombre llamado David Flexer experimentó con la adaptación de un sistema de proyección de películas Kodak para vuelos de TWA, se marcó como el "verdadero comienzo" del IFE, impulsándolo hacia una nueva era. 

Sin embargo, el cambio de paradigma de pantallas comunales a personales revolucionó aún más la experiencia del pasajero. Arn Steventon, un empresario creativo, tuvo la idea visionaria de integrar miniaturas de televisores LCD en los respaldos de los asientos durante la década de 1980, cambiando fundamentalmente el IFE y allanando el camino para la era de las pantallas de video personales. 

La transición a la tecnología digital en la década de 1990 introdujo el concepto de entretenimiento personalizado a demanda, marcando un hito crucial en la historia del IFE con la creación de las Tecnologías de Vuelo Interactivas (IFT) que ilustró los desafíos y oportunidades del IFE digital, desde introducir el primer sistema interactivo de video a demanda del mundo hasta los dilemas planteados por la fiabilidad del sistema y el costo.

Actualmente el paisaje del IFE presenta un mosaico de sistemas tradicionales e innovadoras soluciones digitales. Las ofertas actuales en IFE han evolucionado significativamente, abrazando la conectividad Wi-Fi y los servicios de transmisión, permitiendo a los pasajeros acceder a una vasta gama de opciones de entretenimiento al alcance de su mano. 

Este cambio se alinea con las tendencias de transformación digital más amplias en las industrias, adaptando los servicios a una base de consumidores cada vez más conocedora de la tecnología.

En los últimos años, el movimiento hacia el Wi-Fi satelital de alta velocidad a bordo ha remodelado las perspectivas sobre los sistemas IFE. 

A medida que más aerolíneas proporcionan a los pasajeros la capacidad de transmitir contenido directamente a sus dispositivos personales, algunas compañías han comenzado a eliminar sus pantallas en los asientos. La suposición es que la satisfacción del pasajero no se verá afectada, ya que las personas a menudo prefieren ver contenido en sus propios dispositivos. 

Además, eliminar pantallas puede llevar a ahorros significativos para las aerolíneas al reducir la necesidad de sistemas de respaldo de asientos pesados y con mantenimiento intensivo.

Este cambio ha encendido un acalorado debate dentro de la industria, con American Airlines y Delta Air Lines personificando la vanguardia de estrategias marcadamente diferentes.

American Airlines dio un paso decisivo al anunciar que eliminará las pantallas de entretenimiento en los respaldos de los asientos de su nueva flota de aviones Boeing como parte de su proyecto de renovación de interiores conocido como Oasis. 

La aerolínea enfatiza su compromiso de proporcionar contenido de transmisión de alta calidad y acceso rápido a Internet, atendiendo a "más del 90% de sus pasajeros" que traen teléfonos móviles, tabletas y portátiles a bordo. 

En cambio, Delta Air Lines ha optado por mantener e incluso expandir sus opciones de entretenimiento en los respaldos de los asientos. Esta estrategia destaca el valor continuo del entretenimiento en los respaldos de los asientos como una parte crucial de la experiencia de vuelo. 

United Airlines está de acuerdo con Delta en esta estrategia, ya que actualmente está instalando nuevos monitores en los respaldos de los asientos en la mayoría de sus aviones de la familia 737 y A320. 

El debate sobre el enfoque óptimo para IFE es uno a seguir en los próximos años. Las aerolíneas enfrentan la compleja tarea de equilibrar costo, peso y satisfacción del pasajero.

El futuro de IFE puede inclinarse finalmente hacia un modelo híbrido que atienda tanto a dispositivos personales como a sistemas tradicionales de respaldo de asientos. Este enfoque asegura que todos los pasajeros, independientemente de sus preferencias individuales.

Un modelo ejemplar de este enfoque híbrido, impulsado por una oferta de contenido distintiva, es JetBlue, que en la primavera de 2023, se asoció con el servicio de transmisión Peacock, permitiendo a los pasajeros transmitir toda la biblioteca de Peacock tanto en sus pantallas en los respaldos de los asientos como en dispositivos personales.

Igualar la conectividad del Wi-Fi en vuelo

En la búsqueda de proporcionar Wi-Fi en vuelo que iguale la conectividad a nivel del suelo que la gente conoce de sus salas de estar para un consumo BYOD sin problemas presenta un desafío complejo arraigado en las limitaciones tecnológicas y el diverso paisaje de soluciones disponibles. 

A pesar de los grandes avances en los últimos años, la promesa de un internet completamente fluido y de alta velocidad en los cielos sigue siendo parcialmente incumplida, abogando por retener los sistemas tradicionales de IFE junto con avances digitales.

El internet satelital, aunque ofrece una cobertura extensa, lidia con una latencia ligeramente mayor y la tarea monumental de lanzar suficientes satélites para mantener una cobertura consistente sobre vastas áreas de tierra y mar. 

Las alternativas como la conectividad Aire-a-Tierra (A2G), aunque efectivas sobre tierra, fallan sobre regiones remotas y oceánicas debido a su dependencia de la infraestructura terrestre, además del desafío de ofrecer suficiente ancho de banda para que cada pasajero transmita contenido simultáneamente. 

Esta variabilidad inherente subraya el desafío de proporcionar internet de alta velocidad y ubicuo a bordo de los vuelos. 

Los principales proveedores como Intelsat y Viasat, que tienen contratos significativos con las 25 aerolíneas globales principales, junto con jugadores emergentes como Starlink con sus satélites en órbita terrestre baja, están a la vanguardia de mejorar la conectividad global. 

Cada vez más, estos proveedores están aprovechando datos detallados de OAG, incluyendo horarios de aerolíneas, factores de carga y configuraciones de aeronaves. 

Estos conjuntos de datos completos no solo brindan información sobre las rutas más concurridas, sino que también indican la demanda de Wi-Fi en cada aeronave basada en cuán lleno está un vuelo en cada clase de reserva. 

Este entendimiento matizado permite una asignación de posicionamiento de satélites y ancho de banda más efectiva, apuntando a una conectividad en vuelo más fluida y confiable adaptada a rutas aéreas específicas. 

A pesar de este mercado en evolución para el Wi-Fi de aerolíneas vía satélites, lograr velocidades de internet similares a las de tierra en el cielo sigue siendo un desafío formidable, obstaculizado por limitaciones tecnológicas y la tarea desalentadora de expandir redes de satélites para mantener el ritmo con las demandas en aumento.

Sistemas de entretenimiento, oportunidad para mejorar ingresos

Es importante recordar que la utilidad de los sistemas IFE en los asientos trasciende el simple entretenimiento. Las pantallas personales en los asientos ofrecen a las aerolíneas un espectro de oportunidades para mejorar los ingresos auxiliares, mostrar publicidad dirigida y elevar la experiencia del pasajero con una capa adicional de flexibilidad de servicio.

La introducción de Singapore Airlines de su experiencia de compra en línea en vivo a bordo a través del sistema IFE KrisWorld muestra el potencial auxiliar de las pantallas en los respaldos de los asientos. 

Al ofrecer a los pasajeros la comodidad de comprar desde una selección curada de más de 4,000 productos y disfrutar de precios libres de impuestos con opciones para la entrega en su próximo vuelo o directamente a sus hogares, Singapore Airlines aprovecha su sistema IFE como una poderosa plataforma de venta al público, abriendo nuevos flujos de ingresos para la aerolínea.

Sin embargo, el debate no es unilateral. El auge de las estrategias de Bring Your Own Device ofrece una avenida alternativa para ofrecer servicios auxiliares similares.

Una brillante ilustración del potencial de BYOD es la colaboración de easyJet con el proveedor de tecnología AirFi. A través de pruebas del AirFi box, una solución de transmisión portátil, los pasajeros de la flota suiza de easyJet pueden conectarse a una red Wi-Fi a bordo creada por los AirFi boxes. Esta conexión desbloquea acceso al menú de la tienda a bordo de la aerolínea, junto con una suite de servicios digitales gratuitos, incluyendo información de vuelo y seguridad, contenido de destino, la revista en vuelo y una selección de juegos, todo accesible a través de los portátiles, tabletas o teléfonos móviles con Wi-Fi de los pasajeros.

Adicionalmente, las pantallas en los asientos poseen ventajas únicas, como su capacidad para "empujar" contenido y ofertas directamente a los pasajeros, asegurando visibilidad y compromiso de una manera que los dispositivos personales no pueden garantizar.

A medida que observamos este futuro especulativo, la trayectoria de los sistemas IFE sigue siendo un campo cautivador para observar. El viaje allí estará marcado por la innovación, la adaptación del usuario y las expectativas en evolución. Una cosa es segura: la exploración de cómo entretenemos, involucramos y mejoramos el viaje del pasajero en vuelo está lejos de alcanzar sus límites, prometiendo un futuro lleno de posibilidades y nuevas dimensiones de viaje.

 

Facebook comments