Pasar al contenido principal
15/04/2021

A dos años del incidente con drones en Gatwick

Luis Salazar Brehm / Jueves, 3 Diciembre 2020 - 22:11

Un avistamiento de un dron provocó que el aeropuerto de Gatwick se cerrara durante dos días en 2018, pero a pesar de una larga investigación, nunca se encontró al culpable. Entonces, ¿qué fue lo que vio la gente en el cielo de Gatwick?

El miércoles 19 de diciembre de 2018, un oficial de seguridad del aeropuerto que acababa de terminar su turno en el aeropuerto de Gatwick estaba en una parada de autobús en el lugar, esperando para ir a casa, cuando vio algo extraño en el cielo. Inmediatamente llamó al centro de control de Gatwick e informó de lo que había visto: dos drones. Uno flotaba sobre un vehículo dentro de las instalaciones del aeropuerto y el otro volaba junto a la cerca perimetral del aeropuerto. En cuestión de minutos, la única pista de aterrizaje de Gatwick se cerró y todos los vuelos se suspendieron.

Durante las siguientes horas, patrullas de la policía y seguridad del aeropuerto circularon por el aeropuerto, con las luces encendidas y las sirenas a todo volumen, con la intención de intimidar a quien estuviera operando los drones. No funcionó. A las 21:30 horas, el centro de control de Gatwick había registrado seis avistamientos más, cinco de ellos reportados por agentes de policía. Dentro del aeropuerto, miles de pasajeros esperaban para partir a sus vacaciones navideñas. En el cielo, los aviones volaban en círculos, esperando aterrizar. Algunos estaban al final de largos viajes, y más de una docena de aviones pronto se quedaban peligrosamente con niveles bajos de combustible.

A la medianoche, se habían desviado o cancelado 58 vuelos. Pero no había avistamientos de drones durante una hora y Gatwick intentó reabrir la pista. Y luego, de repente, reaparecieron los drones. Al día siguiente, cada vez que el personal se preparaba para reabrir la pista, se reportaban más avistamientos. Algunos temían que los drones fueran operados por terroristas.

Fuera quien fuera, la repercusión en Gatwick, el segundo aeropuerto más grande de Gran Bretaña, con 46 millones de personas que pasan por ahí cada año, era durísima.

En la madrugada del viernes 21 de diciembre se reabrió la pista por décima vez. A las 5:58 am, se autorizó el primer aterrizaje en Gatwick. El incidente del dron había terminado.

El aeropuerto había estado cerrado durante 33 horas. Se cancelaron más de 1,000 vuelos y se vieron afectados más de 140,000 pasajeros. En total, se registraron 170 reportes de avistamiento de drones, 115 de los cuales luego fueron considerados “creíbles” por la policía. Pero ninguno de los equipos de noticias que acamparon durante dos días, habían logrado obtener una foto o un video. Tampoco ninguno de los miles de pasajeros y personal del aeropuerto en el lugar; nadie que informó de un avistamiento había capturado una imagen en su teléfono.

A pesar de la falta de pruebas, o de cualquier pista o motivo convincente, la policía y Gatwick sostienen que fue un ataque sofisticado, malicioso y bien planeado.

Los meses posteriores al incidente de Gatwick, hubo una serie de supuestos avistamientos de drones en aeropuertos de todo el mundo, aunque cada uno solo resultó en paradas de una hora aproximadamente. En enero de 2019, fue Heathrow y Newark en EU; en febrero de 2019, Dubai. La ansiedad por el uso malicioso de los drones se intensificó en septiembre de 2019, cuando un grupo anunció planes para cerrar Heathrow volando drones en la pista. Los organizadores fueron arrestados y no volaron drones.

El incidente de Gatwick fue la primera vez que un aeropuerto importante fue cerrado por drones y generó gran preocupación a nivel mundial.

Dos años más tarde el caso sigue sin resolverse, a pesar de una investigación que duró 18 meses, y una inversión de £ 800,000.

Las teorías de la conspiración abundan.

Facebook comments