Pasar al contenido principal
26/10/2021

La aviación eléctrica llegará antes de lo que se pensaba

ICF / Domingo, 1 Agosto 2021 - 12:18

Por Eliot Lees y Chris Watson

No, el Boeing 737 no va a desaparecer pronto. Pero eso no significa que la aviación eléctrica no llegará antes de lo que cree.

De hecho, los aviones eléctricos más pequeños ya son una realidad gracias a la tecnología, los sistemas y la propulsión de baterías actuales, -estos aviones comenzarán la transformación a una flota totalmente eléctrica en el "taxi aéreo" de nueve asientos y en el segmento de mercados de “corta distancia"

Los viajes de corta distancia, definidos como de 200 a 500 millas náuticas, son un segmento relativamente pequeño de los viajes aéreos en los Estados Unidos en la actualidad. Sin embargo, este segmento será la vanguardia de cómo viajaremos en el futuro. Los viajes de corta distancia ofrecen vuelos rápidos, eficientes y descongestionados como una alternativa atractiva a los embotellamientos de automóviles del presente.

Economía de la aviación de corto alcance

Hoy en día, la economía de la aviación de corto alcance no funciona. Los aviones de pistón y turbohélice son costosos de operar y mantener, por lo que viajar en automóvil es la opción preferida por los viajeros. Los viajeros actualmente pagan aproximadamente entre $1.00 dólar americano y $2.00 dólares americanos por pasajero milla para volar en rutas de distancias cortas, lo que hace que el costo sea entre tres y ocho veces más caro que conducir.

Fuente: Análisis ICF

Si bien la aviación convencional puede lograr costos más bajos con economías de escala, los costos son solo notablemente más bajos para aviones con 70 asientos o más. Sin embargo, solo hay un número limitado de rutas que tienen volúmenes suficientes para llenar los asientos de los aviones regionales o de aviones de fuselaje angosto; como resultado, la aviación de corto alcance en los Estados Unidos ha estado en declive durante varias décadas, ya que los consumidores eligieron la flexibilidad de conducir en lugar de volar.

Los motores eléctricos y la tecnología de baterías actuales reducirán los costos operativos directos en aproximadamente un 80% en comparación con los aviones de pistón o turbohélice actuales. En conjunto, estimamos que durante los próximos cinco años, la tecnología de aviones eléctricos reducirá el costo de los vuelos de corta distancia a un nivel ligeramente por debajo de los aviones de fuselaje angosto de hoy. Estimamos que el costo final para los viajeros será competitivo con la manejar un automóvil, considerando la reducción en el tiempo de viaje.

Las aerolíneas aún necesitarán encontrar modelos de negocio viables para llenar asientos y generar factores de ocupación suficientes para ganar dinero, pero la economía de la aviación eléctrica permitirá que este segmento de viajes cambie las reglas del juego.

Fácil, conveniente, accesible

La visión de los viajes de corta distancia es la facilidad y la conveniencia a un precio accesible. Hoy, la opción es volar desde un aeropuerto con servicio comercial importante. Esta opción a menudo requiere que un pasajero pase varias horas para pasar por seguridad y llegar a la puerta a tiempo para abordar, alargando un vuelo de una hora en un viaje mucho más largo. Al considerar la inflexibilidad de los vuelos, es comprensible por qué la mayoría de las personas optan por conducir.

Fuente: Análisis ICF

Pero compare la alternativa con un avión eléctrico de nueve asientos, en lugar de volar desde un aeropuerto importante, los viajeros podrán utilizar un aeropuerto de aviación general más conveniente. Debido a que la Administración Federal de Aviación (FAA por sus siglas en inglés) clasifica las aeronaves de nueve asientos como "taxi aéreo", no requiere un control de seguridad. Por lo tanto, el viajero puede pasar rápidamente del estacionamiento al avión con un mínimo de molestias. Y el viajero probablemente hará todo esto con una aplicación. Con los servicios de viajes compartidos de hoy, un automóvil puede recoger al viajero en su casa y recibirlo en el aeropuerto de llegada para llevarlo al destino final.

Considere el ejemplo de dos personas que viajan desde Long Island, Nueva York a Stowe, Vermont para un viaje de esquí:

  • Conducir de puerta en puerta desde Long Island a Stowe tomaría cinco horas y 45 minutos.

  • Conducir al aeropuerto de Newark (EWR), volar a Burlington, Vermont (BTV) y luego conducir a Stowe sería comparable con todo el estacionamiento, control de seguridad y tiempo de espera.

  • Tomar un viaje compartido a un aeropuerto de aviación general cercano, volar a un aeropuerto de aviación general cerca de Stowe y ser llevado al destino final sería la mitad del tiempo.

Esta tercera opción es la visión de una “aviación distribuida".

Fuente: Análisis ICF

Nuevas aeronaves, nueva infraestructura

La FAA está evaluando actualmente varios prototipos de aviones eléctricos.

Un tipo es un avión eléctrico de ala fija, que volará la misma misión que los aviones de pistón o turbohélice de hoy, pero con una economía operativa muy superior.

El segundo tipo es un avión eléctrico de despegue y aterrizaje vertical (“eVTOL”). Esta aeronave tiene características operativas similares a un helicóptero, con el potencial de volar rutas de punto a punto no tradicionales, evitando los aeropuertos por completo.

La FAA espera certificar la primera ola de aviones eléctricos para fines de 2023. Una vez que eso suceda, las aerolíneas comenzarán a introducirlos en la flota comercial de EE. UU., comenzando un período de demostración que tomará varios años para desarrollar la prueba del concepto. Este período de prueba restringiría mucho las operaciones de eVTOL al principio; este tipo de aeronaves volará principalmente desde aeropuertos y de forma programada hasta que el concepto sea más aceptado.

Durante la década comprendida entre 2025 y 2035, esta clase de aeronaves ingresará a la flota en cantidades significativas. Estimamos que el requerimiento de la flota estadounidense de aviones eléctricos llegará a 3,300 para 2035. Con base en estas estimaciones, proyectamos que el segmento de pasajeros del mercado de la aviación eléctrica alcanzará los $52 mil millones de dólares americanos en 15 años. (Nota: Estos pronósticos representan solo el segmento del mercado de aeropuerto a aeropuerto y no incluyen el mercado potencialmente más grande de movilidad aérea avanzada fuera del aeropuerto, o AAM).

En él para el largo plazo

Cualquiera que sea el futuro de la aviación en los próximos años, especialmente a medida que la industria se recupere de la pandemia de COVID-19, la aviación eléctrica sin duda desempeñará un papel cada vez más destacado.

Si bien la aviación eléctrica está comenzando con vuelos de corta distancia, con la tecnología y la infraestructura adecuadas, podría permanecer con nosotros para el largo plazo.

 

Facebook comments