Pasar al contenido principal
29/10/2020

Subsidios y aranceles en la era post-covid

Rosario Avilés / Lunes, 24 Agosto 2020 - 20:30

Hay sectores industriales que no podrían avanzar si no fuera con altas inversiones en innovación y desarrollo de tecnologías. ¿Qué sería de la energía eléctrica o petrolera, de los ferrocarriles, de la alimentación, de las telecomunicaciones, de los medicamentos, sin las enormes sumas de dinero que se invierten anualmente en sus programas de I&D? La aviación y la aeroespacial son industrias de este tipo, que requieren ser impulsadas y muchas veces los gobiernos deben apoyarlas porque por sí solas no saldrían adelante con los costos.

Esto, lejos de ser una mala práctica, es precisamente lo que hacen todos los gobiernos, sólo que los países suelen decidir sus inversiones ya sea en sectores en los que tienen ventajas, si saben planear con inteligencia, o en sectores que los gobernantes creen que son relevantes. En todos los casos, la inversión del Estado es lo que muchas veces posibilita que los proyectos se lleven adelante. En este momento, por ejemplo, las inversiones en la investigación de la vacuna anti-Covid son un gasto que nadie se cuestiona.

Desde hace 100 años, lo que los gobiernos han invertido en el desarrollo de tecnologías para la aviación y el sector aeroespacial ha servido para que los aviones sean cada día mejores y para garantizar que se modernicen y hoy sean no sólo más seguros, sino mucho más eficientes y amigables con el medio ambiente.

Sin embargo, esto mismo ha provocado acusaciones entre las principales armadoras de aviones, de que sus gobiernos otorgan subsidios y por lo tanto, sacan del mercado a la competencia. De ahí que, por ejemplo, Estados Unidos haya impuesto aranceles a las aeronaves Airbus cuando son adquiridas por operadores o arrendadores de ese país, lo cual impide que los costos del transporte aéreo sean menores y los boletos, más accesibles.

Un caso concreto fue el desarrollo del Airbus A350, para cuyo financiamiento se utilizaron los Contratos de Inversión de Lanzamiento Reembolsable (Repayable Launch Investment o RLI), un mecanismo que permitía a la empresa contar con el apoyo de los gobiernos de Francia y España, en una especie de fondo de riesgo compartido. Esto motivó que hace 16 años Estados Unidos se inconformara ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) e impusiera aranceles de 15% a los modelos A350 y A380.

A pesar de que, por las razones que ya comentamos, la OMC considera que los mecanismos de financiamiento de gobiernos a industrias estratégicas, como es el RLI, Airbus acordó con los gobiernos implicados modificar los términos de los contratos y así terminar con el litigio ya mencionadp.

Aún están pendientes otros casos (como es el de Embraer contra Bombardier por el C-200 que hoy es el A-220, pero cuyo litigio en la OMC está detenido), pero lo que la pandemia nos está enseñando es que los gobiernos tienen un papel importante en sectores que son punta de lanza y motor de la economía.

Hoy, la prioridad es avanzar en la reactivación económica y por eso es urgente que las disputas comerciales pasen a un segundo término: de todos modos, sin subsidios, el motor de la aviación no podrá caminar y la prueba está en que tanto Europa como EU están otorgándolos a sus aerolíneas. Lo primero es lo primero. E-mail: raviles0829@gmail.com

Facebook comments