Pasar al contenido principal
07/03/2021

¿Viene otra quiebra?

Francisco M. M… / Miércoles, 4 Noviembre 2020 - 20:36

“En los momentos de crisis, solo la imaginación es más importante que el conocimiento” - Albert Einstein

Al momento de escribir esta columna, el futuro de Interjet es incierto y todo podría indicar que va en camino a la quiebra definitiva si no sucede algo importante y pronto, que la pueda sacar de su gravísima condición financiera, lo cual deseamos sinceramente.

De Interjet dependen miles de familias de trabajadores de la aerolínea, la cual ha sido golpeada en sus finanzas como todas por un microscópico bicho y que tiene a la industria aérea y al mundo pendiendo de un hilo.

La historia de nuestra aviación ha dejado muchas líneas aéreas desaparecidas.

Aerocalifornia, Allegro, ALMA, TAESA, AZTECA, AVIACSA, SARO, A VOLAR, Aerolíneas Internacionales y Mexicana de Aviación y sus filiales vivieron muchas crisis pero no pudieron sobrevivir a la crisis final, la que fue causada por algunos empresarios queriendo jugar a los aviones o los que buscaron exprimirlas y desaparecerlas sin importarles mucho la situación en que dejaron a miles de trabajadores y sus familias.

En la apertura de una línea aérea y para conseguir un permiso o concesión para operar se aplican complicadas reglas de acuerdo con leyes nacionales e internacionales y también intervienen autoridades de diferentes áreas para tratar de asegurar que una aerolinea cumpla con los requisitos y comience operaciones con un plan de negocios adecuado, una flota moderna, garantías de mantenimiento, personal calificado y certificado y desde luego con un buen plan financiero que le pueda dar viabilidad a largo plazo.

Pocas empresas en el mundo estaban preparadas para la crisis operativa y financiera en que iba a caer la industria aérea mundial por causa de la emergencia sanitaria que vivimos.

Hay algunas aerolíneas que, a pesar de haber recibido el tremendo golpe de la pandemia, han encontrado la forma de adaptarse rápidamente a las nuevas condiciones, basadas en experiencias anteriores y hacen esfuerzos por regresar a la normalidad dentro de lo posible y en el menor tiempo, reorganizando flota, plantas de trabajadores, rutas, frecuencias e itinerarios.

Volaris y Viva Aerobús son dos ejemplos de aerolíneas comerciales mexicanas que, a pesar de la importante afectación operativa y financiera, siguen adaptándose y aplicando estrategias que no son nuevas pero que han ayudado a empresas aéreas de muchas partes del mundo a salir de la mayor crisis de su historia.

Esas estrategias operativas y financieras que han costado grandes sacrificios a sus trabajadores tienen a estas empresas a punto de una recuperación casi total en el mercado doméstico y pinta bien para su recuperación en rutas internacionales.

Aeroméxico, nuestra línea bandera, se trata aparte debido a su decisión de acogerse al Capítulo 11, lo que la sujeta a condiciones especiales al haber optado por el financiamiento por mil millones de dólares por parte de Apollo Global Management, que cuenta en sus arcas con la friolera de 433 mil millones de dólares y que se dedica  a “salvar” empresas en problemas financieros obteniendo, en cada caso, grandes beneficios en medio de la tormenta.

Por cierto, hasta hoy no se ha llegado a un entendimiento entre pilotos de ASPA y la empresa, la cual insiste en proponer condiciones laborales inaceptables por estar algunas incluso por debajo de lo establecido en la ley.

Aparentemente la dirección de Aeroméxico sigue sin entender quiénes son los que le  dan vuelta a la manivela de la máquina de hacer billetes, incluyendo aquellos que sirvieron para ser repartidos como bonos millonarios entre los miembros de la alta dirección de la aerolínea.

Por otra parte, la IATA calcula que la industria aérea mundial recupere sus niveles de tráfico previos al covid en un plazo aproximado de dos o tres años, aunque ahora mismo, especialmente en algunos países asiáticos, se empiezan a notar señales de recuperación.

En fin, en el futuro cercano sabremos cuáles aerolíneas de México logran recuperarse y sobrevivir a esta tremenda crisis, la cual deberán guardar en su memoria para siempre y seguir operando con otra visión financiera y operativa que les puedan garantizar viabilidad en caso de otra crisis futura de cualquier tipo.

A todos los trabajadores de la industria y a todas las aerolíneas mexicanas, nuestras mejores vibras y nuestra solidaridad.

Facebook comments