Pasar al contenido principal
02/03/2021

Tiempos de crisis

Francisco M. M… / Miércoles, 7 Octubre 2020 - 20:48

“Los hombres se descubren cuando se miden contra los obstáculos” - Antoine de St. Exupéry

En el año 2001, la industria aérea mundial sufrió la crisis financiera y operativa más severa de su historia como consecuencia de los actos terroristas en Nueva York, pero la que hoy vivimos, por culpa de un diminuto virus, ha llevado a la industria a una crisis de mayores consecuencias.

A través de su historia, la aviación ha tenido que pasar por grandes cambios externos como disputas políticas, terrorismo, tensiones comerciales, cenizas volcánicas, precios del petróleo y muchas otras por lo que debemos aceptar que las crisis son una parte normal en el desarrollo de la industria aérea mundial.

Recordemos que a pesar de los momentos  tan difíciles que se vivieron en esos días de septiembre del 2001, la solidaridad y la imaginación, de la mano de nuevas estrategias especiales de seguridad aeroportuaria y a bordo de las aeronaves, llevaron a la industria a su recuperación financiera y operativa en el corto y mediano plazo, aunque todos debimos acatar y adaptarnos a las nuevas reglas.

Lo mismo va a suceder en esta ocasión, nos adaptamos o desaparecemos y el poder de adaptación de los seres humanos ha sido la principal cualidad desde su aparición sobre el planeta hace ya casi 300 mil años, según el científico Rainer Grun.

Después del mayor acto terrorista de la historia, no pasó mucho tiempo para que los pasajeros regresaran a los aviones observando nuevos procedimientos y adaptándose a una nueva manera de viajar, a una “nueva normalidad”.

Hoy en medio de mil obstáculos y de una pandemia sanitaria mundial, las  aerolíneas de todo el planeta han comenzado a ver cierta recuperación y existe la idea de que, en el mediano plazo, alcanzarían su normalidad operativa al 100%, aunque la recuperación financiera podría tardar un poco más.

Por su seguridad, rapidez y eficiencia, el transporte aéreo de personas y todo tipo de carga no tiene substituto y no se ve en el largo plazo un medio que pueda superarlo.

En aviacion, lo único seguro es que no hay nada seguro, pero la certificación de una vacuna contra el covid-19 y su distribución mundial traería un gran beneficio para toda la humanidad. Entonces, empresas aéreas podrían ver sus aeronaves nuevamente llenas de viajeros y los compartimentos de carga repletos de bienes.

Ya ha empezado y se ve en el horizonte una verdadera guerra comercial para atraer a pasajeros y también se dislumbra una batalla campal tarifaria que seguramente dejará fuera de concurso a no pocas aerolíneas del mundo.

Quizá tendremos fusiones completas entre aerolíneas y un nuevo orden aéreo mundial como consecuencia de lo que hoy vivimos.

Como sea, seguramente nos adaptaremos y nos acostumbraremos a nuevas formas  de viajar por avión; el  turismo va a recomponerse, los viajes de negocios ya se empiezan a abrir y eso mismo sucederá en algún momento con las fronteras.

El transporte de bienes y carga ha dado un ligero respiro a las aerolíneas que han sabido aprovechar el momento en medio de la crisis y será seguramente el primer sector de la industria que supere el problema ante la urgente necesidad de recomponer la cadena de suministro alrededor del mundo.

De acuerdo con Boeing, podrían ser necesarias hasta 7 mil aeronaves de carga solo para cumplir con la distribución mundial de una posible vacuna y ya se empiezan a ver negociaciones para recuperar cientos de aeronaves estacionadas en el desierto con ese fin.

Tan solo el gigante Amazon está planeando adquirir 200 aviones de mediano y largo alcance para distribución de los productos que tiene contratados.

También los pasajeros se ven venir y con su visión de siempre, la mega transportadora Delta ha dejado saber a Boeing de su intención de adquirir hasta 150 aeronaves 737 MAX para consolidar su futuro de corto y mediano alcance una vez que la crisis sanitaria lo permita.

El transporte aéreo será nuevo, la forma de viajar será diferente, las estrategias comerciales serán innovadoras, pero la industria, a pesar de sus muertos, va a sobrevivir y alcanzará el éxito; eso es seguro y es cosa de tiempo.

Facebook comments