Pasar al contenido principal
08/03/2021

Actitud y compromiso

Francisco M. M… / Miércoles, 30 Septiembre 2020 - 21:38

“El secreto del cambio es enfocar toda la energía no en luchar contra lo viejo sino en construir lo nuevo”

El término actitud se refiere a la postura que puede tomar un ser humano frente a ciertas situaciones. Son nuestras actitudes las que hacen posible que podamos potenciar o también disminuir nuestro carácter frente a los problemas de todos los días.

En tiempos difíciles como los que hoy vivimos, resulta vital cuidar nuestras actitudes para enfrentar los grandes retos que tenemos, desde los familiares (normales a veces agravados por la situación), hasta los de trabajo.

A veces nuestro estado de ánimo nos lleva a una actitud defensiva que no es la que nos va a preparar para resolver problemas, por lo que es necesario acudir a nuestro poder de adaptación y actuar con actitud positiva pero realista.

ASPA, el sindicato de pilotos, está viviendo uno de los momentos más complicados de sus 68 años de existencia y los problemas se van acumulando.

La emergencia sanitaria ha reducido a sus mínimos históricos las operaciones aéreas, poniendo a las aerolíneas en una grave crisis financiera y operativa que no todas están librando y esto trae como consecuencia la necesidad de reducir plantas de trabajadores en todas las áreas y desde luego la de pilotos no puede ser una excepción.

Durante más de seis décadas, ASPA ha promovido, cuidado y defendido las condiciones laborales y profesionales de sus miembros y durante todo ese tiempo, a pesar de muchos errores cometidos, ha adquirido más conocimiento y mayor experiencia, por lo que hoy debe actuar adaptándose a las nuevas necesidades y a los nuevos tiempos.

Ceder no es rendirse, ASPA ha cedido inteligentemente muchas veces y los resultados han sido exitosos.

1958 está muy lejos, se viven otros tiempos pero, al igual que en aquellos días de lucha y  quizá más vigente que nunca, existe la necesidad imperiosa de mantener a toda costa la unidad al interior de la Asociación.

Espíritu de cuerpo, empatía, solidaridad, valentía y honestidad siguen siendo los principios básicos bajo los que actuaron los pilotos fundadores y estos principios deben abrazarse en esta época tan difícil de manera muy especial por parte de las nuevas generaciones de miembros activos que deben tomar decisiones bajo un liderazgo claro y contundente.

Una vez bien comprendidos los principios que fundaron al sindicato, es necesario pensar moderno, ser proactivos y actuar en consecuencia para tener éxito en las negociaciones con las empresas, para que que el mayor número de pilotos posible mantenga su trabajo bajo las mejores condiciones laborales que se puedan alcanzar.

Lo anterior teniendo siempre en mente el compromiso ineludible que se tiene de apoyar y ayudar en todo lo necesario a la fuente de trabajo para que logre su supervivencia, su reestructuración y su éxito futuro.

Es importante decir que si no hay empresa no hay sindicato, por lo que es la obligación de todos velar por el bienestar de ambos, haciendo equipo con los administradores porque después de todo estamos del mismo lado y deseamos el mismo éxito.

La crisis es severa, nos ha golpeado a todos y de muchas maneras pero podemos estar seguros de que las cosas para la industria aérea van a mejorar en el mediano plazo, de hecho ya hay algunos indicios muy esperanzadores y nuestras aerolíneas empiezan a expander sus rutas e itinerarios transportando más pasajeros y más carga cada día.

En 1988 sufrimos la quiebra de Aeronaves de Mexico y en esos días nos fue pedido y cedimos el 100% de nuestro contrato colectivo y el reajuste de más de 500 pilotos como condición para hacer realidad la nueva Aeroméxico y en poco tiempo llevamos a la nueva Aeroméxico a lograr grandes éxitos, devolvimos el trabajo de todos nuestros compañeros e iniciamos el camino de recuperación de las condiciones laborales que se mantuvieron y mejoraron durante los últimos 30 años.

Hoy los pilotos activos tienen un importante compromiso con ASPA y con sus empresas con contrato colectivo; de su actuación inteligente depende el futuro de todos empresa y sindicato. Tienen que estar a la altura de las circunstancias.

Facebook comments