Pasar al contenido principal
14/08/2022

México y Argentina no logran dar mantenimiento a sus aviones presidenciales

Ricardo Capill… / Lunes, 14 Febrero 2022 - 22:15
La Sedena no obtuvo propuestas para llevar a cabo el mantenimiento del José María Morelos y Pavón

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) declaró desierta la licitación para el proyecto de contratación de servicios para el mantenimiento del avión presidencial Boeing B787-8 matrícula 3523, bautizado como José María Morelos y Pavón, debido a que ninguna empresa participó en el proceso.

La licitación número LA-007000999-E1252-2021, fue lanzada para contratar servicios de mantenimiento programado “2C” para fuselaje y motores del avión, junto con las respectivas directivas de aeronavegabilidad, sin embargo, la Sedena no obtuvo propuestas para llevar a cabo estos trabajos. 

La única empresa que mostró interés fue CMC Aeroespacial y Defensa S. de R.L de C.V., al haber enviado preguntas sobre la licitación. No obstante, se abstuvo de presentar una propuesta formal para el concurso.

De acuerdo con las fichas técnicas del proyecto, hasta septiembre de 2021 (Fecha en que fueron elaboradas), el avión presidencial registraba 1741 horas con 45 minutos de operaciones, es decir, alrededor de 73 días, además de que la última inspección se realizó en junio del mismo año.

Las directivas de aeronavegabilidad, emitidas por la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos, fueron emitidas para prevenir diferentes fallos en aeronaves de la familia 787, relacionados con el tren de aterrizaje de la nariz de los aviones; cortocircuitos en el estator de los motores de compresores de aire para prevenir quemaduras en carcasas; además de la aplicación de pruebas, y de ser caso llevar a cabo composturas, en los asientos del capitán y primer oficial.

En 2019, el gobierno federal recurrió a la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) para publicar una solicitud de venta del avión presidencial. Las autoridades buscaban recuperar 10 mil millones de pesos con la venta de éste y otros aviones, sin embargo, no se ha encontrado un comprador.

Otro ejemplo de un avión presidencial con problemas en el acondicionamiento es el del gobierno argentino, el denominado Tango 01. De acuerdo con medios locales, recientemente la Sección de Adquisiciones de la Organización de Aviación Civil Internacional, invitó a proveedores inscritos en la organización a confirmar su interés en una licitación internacional para el reacondicionamiento del B757 que fue adquirido por el entonces presidente Carlos Menem en 1992, o en su caso, vender un avión del mismo modelo.

Según medios locales, recuperar la condición de aeronavegabilidad de esta aeronave costaría alrededor de 12 millones de dólares, de acuerdo con estimaciones del Poder Ejecutivo realizadas en 2019.

Facebook comments