Pasar al contenido principal
17/05/2022

La aviación: un asunto de salud pública

Rosario Avilés / Lunes, 15 Junio 2020 - 21:08

Es muy importante hacer caso a quienes llevan toda la vida trabajando en la seguridad de las operaciones aéreas, porque -como menciona el director regional de la Organización de Aviación Civil (OACI), Melvin Cintrón- la aviación, además de ser un motor de desarrollo, ya es un asunto de salud pública.

Y tiene razón: la debacle económica en la que el mundo está sumergido tiene que ver con la globalización, es decir, con el trasiego de personas y mercancías de un sitio a otro, uno de cuyos principales vehículos es la aviación. Si queremos que la economía vuelva a caminar con ritmo y se cumplan las metas de empleo, ingreso y bienestar, la aviación es vital.

Por ello, la OACI lanzó los nuevos protocolos de mitigación de riesgos por contagio de covid-19, que incluyen 5 etapas, de acuerdo con el nivel en el que se encuentre cada país. Lo más importante, sin embargo, es que dichos procedimientos estén homologados entre todos los países que participan en la OACI, para maximizar lo coherencia y la eficacia y evitar lo que sucede a menudo con los estándares de revisión en aeropuertos, que muchas veces son dispares.

Es frecuente que, como pasajeros, veamos que lo que en el filtro de seguridad de un aeropuerto es inaceptable, en otro pase sin problemas. Esto se evitará en el futuro con el asunto de la salud y de portación de virus, por lo que habrá supervisiones exhaustivas.

Así, hoy en día la mayoría de las aerolíneas están en las etapas 0 y 1, es decir, entre la restricción de viajes -en particular internacionales- y un flujo mínimo de pasajeros y el incremento paulatino de viajeros. Estas etapas servirán para introducir las prácticas de salud requeridas. Las etapas 2 y 3 permitirán ir introduciendo todos los protocolos y, en la medida en que la pandemia remita, ir relajando algunas restricciones.

La etapa 4, la final, entrará en vigor cuando en el mundo se hayan encontrado la cura y la vacuna del coronavirus y se considere que los pasajeros pueden tener toda la confianza en que viajar es 100% seguro. Lo más importante, sin embargo, es estar alerta para introducir nuevas medidas en tiempo récord, en caso de requerirse y que los resultados se evalúen de forma periódica. Lo que queda muy claro es que el mundo necesita a la aviación.

Por otro lado, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional, también alertó acerca de la caída en número de pasajeros y desde luego, en el ingreso de las aerolíneas. Hoy en día, las aerolíneas pierden 37.54 dólares por cada pasajero transportado y en el 2021 la situación no dejará de estar en pérdida, aunque menor, con 5 dólares por pasajero. Se dice fácil, pero eso implica que tendremos menos vuelos, serán más caros y desde luego, la oferta se reducirá, lo que significa que habrá menos conectividad. El mundo retrocede al menos 20 años.

En este contexto es importante que la aviación en nuestro país haga un plan estratégico para recuperar la actividad con pasos firmes. Es positivo que se haya detenido la compra del Aeropuerto de Toluca y la terminal 3 del AICM, pero no es suficiente: nuestras aerolíneas necesitan apoyo y es urgente. E-mail: raviles0829@gmail.com

Facebook comments