Pasar al contenido principal
17/04/2021

Negocian Brasil y Aeroméxico arrendamiento por hora

Redacción A21 / Jueves, 21 Enero 2021 - 22:09

Grupo Aeroméxico y el gobierno federal de Brasil, a través del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), Brasilmex Leasing y Wilmington Trust Company, negocian un acuerdo sobre el arrendamiento por hora y mantenimiento de diez aeronaves Embraer E-190 operadas por la filial Aeroméxico Connect

Asimismo, el gobierno brasileño señaló que, al 30 de junio de 2020 (cuando Grupo Aeroméxico inició su proceso de reorganización financiera bajo el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos), la aerolínea tenía una deuda de 96 millones 738 mil 589 pesos por diversos préstamos firmados en los documentos operativos de arrendamiento. 

El acuerdo, que todavía requiere la aprobación de la juez Shelley C. Chapman, delinea las obligaciones de Aeroméxico para mantener en estado de aeronavegabilidad las diez aeronaves Embraer arrendadas. Este movimiento forma parte de la estrategia de la aerolínea para reducir costos y riesgos mediante la modificación de los contratos de arrendamiento de 72 aeronaves de su flota, para pasar de una ernta mensual a un pago por hora (PBH, por sus siglas en inglés). 

Es el segundo acuerdo que busca concretar Aeroméxico en este sentido, luego de que, en noviembre, la aerolínea y DBV Bank presentaran una moción similar sobre el arrendamiento de un Boeing 737-700, matrícula N784XA. 

A la par, Aeroméxico está buscando la aprobación de la corte minimizar costos con otras dos instituciones financieras, de acuerdo con un documento presentado al a corte en octubre del año pasado. 

Una de ellas es la firma estadounidense U.S. Export-Import Bank, que renta ocho aeronaves Boeing (dos B787-8 y cinco B737-8), mientras que la otra es MUFG Bank que renta tres aeronaves Boeing. Hasta la fecha, la aerolínea no ha presentado un documento a la corte en el que pida la aprobación final de estos acuerdos. 

“Los Deudores (Grupo Aeroméxico) buscan estas estipulaciones con sus contrapartes (las arrendadoras) para minimizar los costos y reclamos administrativos bajo estos acuerdos (arrendamientos). Las estipulaciones buscan un retraso consensuado del pago de ciertos intereses generados desde la fecha de petición (entrada al Capítulo 11), al retrasar todos los pagos principales que se acumulen durante el periodo estipulado y evitar litigaciones potenciales”, señaló la aerolínea en octubre. 

Ahora, en enero, la aerolínea recordó que sus negociaciones con las empresas arrendadoras son un esfuerzo para “apoyar a los Deudores en sus esfuerzos para racionalizar su flota mientras minimizan los costos administrativos y cargas asociadas con el equipo (las aeronaves) y protegiendo los derechos e intereses respectivos de las contrapartes”.

Facebook comments