Pasar al contenido principal
27/11/2021

Investigando la historia de la aviación mexicana: Entrevista con Hugo Gutiérrez

Redacción A21 / Domingo, 25 Agosto 2019 - 15:35

Por Salma Domínguez

Hugo Gutiérrez, aficionado a la aviación y estudioso de su historia, cuenta que su pasión por la misma nace debido a un regalo equivocado del Día de Reyes, cuando sus padres confundieron un Super Jet con un Jumbo Jet.

“Se trataba de un avión con cabina transparente que traía sobrecargos y estampa de Aeroméxico. Ahí empezó todo, le agarré gusto y posteriormente comienzo a identificar aviones en el aire, yo tendría 8 años”, comenta Hugo.

Según comenta, fue en 1989 cuando encontró un trabajo relacionado con la aviación, dentro de una agencia, operando en los aeropuertos, cosa que le salía muy bien.

“Todo empezó de forma empírica, observando, leyendo mucho, tanto revistas como artículos, todo relacionado a la aviación. Incluso los itinerarios, vuelos, aviones y rutas”, dijo.

Posteriormente Hugo comenzó a escribir sobre aviación, pero para sí mismo y sus amigos. No fue sino hasta 1994 cuando escribe su primer artículo para una revista de abordo de una línea aérea, tratándose de la biografía del piloto Juan José Restra Canon, según comenta.

“La historia me empieza a gustar desde que comienzo a coleccionar todo. Fue en el aniversario 50 de la compañía Mexicana de Aviación, y la llegada del DC-10 de Aeroméxico que me decidí estudiar la historia de la aviación, sobre todo en México, porque sólo hablaban de los hermanos Wright y de Amelia Earhart, pues yo me preguntaba que sucedía en la aviación mexicana”.

Explicó que en esa búsqueda de información es cuando se percata del vuelo de Alberto Braniff, las primeras rutas aéreas de correo aéreo en México, las primeras escuadrillas del ejército mexicano, entre otras cosas y posteriormente comienza a escribir historia de aviación dada una invitación de la secretaría de prensa de ASPA, en la revista de este organismo, titulada Hélice.

De acuerdo con Hugo, tiempo después es invitado por el Capitán Miguel Ángel Valero Chávez para escribir la historia del Colegio de Pilotos para su 60 aniversario y, desde entonces, colabora activamente con la revista Cabina de Mando.

“Dentro de mis experiencias más gratas se encuentra el haber viajado a países iberoamericanos al estar estudiando la historia de la aviación. En especial, recuerdo un congreso de Lisboa en donde platiqué con Héctor Castañeda Solís, integrante de la tripulación del Guest, que seguía la ruta del sol”, explicó.

Asimismo, mencionó que la aviación le ha ayudado en momentos difíciles de su vida, convirtiéndose incluso en un soporte en el cual apoyarse, y describe su relación como una simbiosis muy fuerte.

De igual forma recalcó que un factor importante es la educación, que en el sentido aeronáutico es muy importante, por lo que le parece magnífico que existan las escuelas para fomentar esa preparación que hace que la capacidad del mexicano en la industria aeroespacial se compruebe, pero también un elemento importante es el histórico ya que se México debe de estar orgulloso de su aviación por ser un país pionero.

Finalmente, describió como impresionante el avance de la aviación, sobre todo en los últimos 20 años en materia tecnológica, sin embargo, opinó que en la parte de factor humano se ha visto, un rezago, e incluso un retroceso, he hizo hincapié en poner atención a las condiciones laborales actuales, de forma que se protejan los derechos de los trabajadores.

“En lo tecnológico es sorprendente lo que se ha logrado. Antes para diseñar un avión el tiempo era demasiado y se dio un gran salto con la era del jet, pero también es curioso como ahora en la época de los grandes jets la nueva tecnología en los turbohélices es indispensable. En México hace falta que se consolide más la modernidad, pero definitivamente la calidad humana debe de también ir a la par del desarrollo tecnológico de la aviación”, concluyó.

Facebook comments