Pasar al contenido principal
03/03/2024

Sobrevivir, gran desafío de las nuevas aerolíneas: OAG

Redacción A21 / Lunes, 6 Noviembre 2023 - 01:00
En la mayoría de los casos las nuevas compañías son reencarnaciones de operadores existentes

Al cierre de 2019, un total de 256 nuevas aerolíneas ingresaron a la industria (incluyen capacidad programada por primera vez) y continuaron operando hasta 2023; sin embargo, el 20% no presentaron ninguna capacidad este año, lo que pone de relieve el difícil desafío de gestión de nuevas empresas aéreas, afirmó OAG.

Cada año hay una serie de nuevas empresas que ingresan al mercado y algunas aerolíneas que, por cualquier motivo, dejan de operar; es la evolución natural de la industria aérea.

“Algunas lamentablemente fracasaron debido a la guerra en Ucrania, algunas pasaron de servicios regulares a servicios chárter y otras simplemente desaparecieron por completo; ¿Alguien puede recordar OCL Barbados o Gran Colombia de Aviación, por ejemplo?”, afirmó John Grant, jefe de Analistas de OAG.

Entre la lista de aerolíneas que han tenido éxito, hay una o dos aerolíneas que, por alguna razón, hicieron cambios sutiles de nombre en su organización y algunas que simplemente cambiaron sus nombres, Lufthansa e ITA Airways son las más importantes y están en la cima de las listas.

También se han establecido otras compañías que cumplen con un requisito regulatorio de una empresa más grande, tal vez como parte de una estrategia de expansión genuina o tal vez como parte de un intento de reestructurar todo el negocio para algún otro propósito; Wizz Air Malta entra en esa categoría.

Entre otras aerolíneas que pasaron a llamarse entidades, o como parte de un proceso de reestructuración más amplio se encuentra S7 Airlines, Citilink, FLYNAS, PT Super Air Jet, West Air, Akasa Air, Batik Air Malaysia y Airlink.

De hecho, la única aerolínea genuinamente nueva entre las 15 que aún cotizan es Breeze Airways desde que Go Air/First dejó de operar a principios de octubre.

En el otro extremo del espectro están aquellas que operaban en 2019 pero que ahora dejaron de hacerlo.

Quitando a las aerolíneas que cambiaron de nombre se encuentra Ukraine International Airlines, Jetstar Pacific Airlines, Thomas Cook Airlines, Eastar Jet, Jet Airways (india) Ltd, Tigerair Australia, Avianca Brasil y Comair.

Desafortunadamente, Ukraine International encabeza esta lista, aunque con el tiempo volverá a estar activa y producirá niveles similares de capacidad.

Mientras que Thomas Cook fue una víctima incluso antes de la pandemia y Comair, la antigua franquicia de BA en Sudáfrica, finalmente dejó de operar ese mismo año.

Otros, como Tigerair Australia, se vieron consumidos por un ajuste organizativo, mientras que Blue Air y Mango luchaban por reconstruirse después de COVID-19.

Aparte de las aerolíneas que se lanzaron o desaparecieron desde 2019, hay varias que comenzaron y se detuvieron, Swiftair dejó de operar rápidamente, Pivot Airlines pasó a los servicios chárter y One Airways operó vuelos durante solo un año.

“Además de estas aerolíneas que llegaron a la pista, muchas empresas emergentes simplemente no lograron arrancar sus motores, incluida una reencarnada Monarch Airlines”, afirmó el experto.

La puesta en marcha de aerolíneas es increíblemente difícil, el efectivo desaparece rápidamente y obtener las licencias operativas necesarias con frecuencia lleva más tiempo de lo esperado, eso incluso antes de conseguir aviones, asegurar espacios, evitar la competencia y construir todos los sistemas de reservas y funciones de soporte administrativo necesarios.

“La evidencia sugiere que en la mayoría de los casos las nuevas aerolíneas son reencarnaciones de operadores existentes o, en muy pocos casos, han sido creadas por directores ejecutivos anteriormente exitosos que siguen amando el olor a queroseno. Los últimos cinco años han demostrado lo difícil que puede ser iniciar una nueva aerolínea y cuán resilientes son realmente las aerolíneas que continúan operando”, concluyó Grant.

Facebook comments