Pasar al contenido principal
22/05/2022

México tiene oportunidad en biocombustibles

Redaccion A21 / Jueves, 6 Enero 2022 - 20:46
El uso de CSA podría contribuir a la reducción del 65% de las emisiones para 2050

Para comenzar a utilizar y aprovechar los combustibles sostenibles de aviación (CSA) en México es necesario que se desarrolle una política pública y se apliquen incentivos fiscales, con el objetivo de incorporarlos a la matriz energética y fomentar inversión para escalar su producción, dijo Alejandro Ríos, presidente de la Iniciativa para los Combustibles Sostenibles de Aviación en México, A.C. (ICSA MEX).

Aunque todavía se encuentra en proceso de iniciar sus actividades, ICSA planea establecer un modelo de afiliados, entre los cuales ya se han visto interesadas aerolíneas a través de la Cámara Nacional de Aerotransportes, además de que ya han tenido acercamiento con Aeropuertos y Servicios Auxiliares, la Agencia Federal de Aviación Civil y la Cancillería, para tratar de obtener apoyo por parte de diferentes niveles de gobierno y desarrollar proyectos prioritarios para establecer una industria de producción de CSA en México.

El presidente de ICSA destacó que, aunque ya existen en el mundo tecnologías para producir CSA, el objetivo de la Iniciativa es que nuestro país se convierta en un actor del desarrollo de la industria y no solo en consumidor, y aseguró que “México tiene sin lugar a dudas materia prima suficiente para satisfacer el consumo nacional de CSA, gradualmente, de acuerdo a los planes de la industria”.

De acuerdo con el directivo de ICSA, la Organización de Aviación Civil Internacional ha solicitado a sus países miembro, incluido México, cumplir con las condiciones previamente mencionadas en sus marcos regulatorios con el fin de contribuir a reducir las emisiones de contaminantes en el transporte aéreo, y aseguró, parte del trabajo que llevará a cabo la Iniciativa se enfoca en lograr estas acciones.

Actualmente, ICSA ha propuesto proyectos con los cuales busca avanzar en cuatro grandes líneas que requiere el sector. La primera de ellas es materia prima, en donde, teniendo en cuenta que la producción de este tipo de combustibles es difícil si se utiliza aceite de cocina usado, se pretende aprovechar otros residuos sólidos urbanos, gases naturales y una gama de materiales agrícolas que pueden ser aprovechados para generar combustibles sostenibles.

En segundo lugar está la transformación, en donde se quiere escalar tecnologías para construir plantas piloto capaces de iniciar la producción de CSA. Le sigue el desarrollo de modelos de negocio y de ingeniería para escalar la producción a nivel industrial. En este rubro, Ríos indicó que es importante trabajar con las autoridades y los legisladores para crear leyes y reglamentos que faciliten las actividades de esta industria.

Todo es posible, siempre y cuando autoridades, el legislativo y la industria se pongan de acuerdo. Es parte de los objetivos de ICSA lograr este consenso entre todos los interesados para que se desarrolle la industria. Algo muy importante, es que México tiene muchos tipos de materias primas, las cuales pueden ser convertidas en combustibles sostenibles”, indicó Ríos.

Hacia una industria de carbono cero

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional encabeza el compromiso Fly Net Zero, mediante el cual las aerolíneas afiliadas buscarán alcanzar las emisiones cero de carbono para el año 2050, y para que las aerolíneas en México cumplan con esta meta se requiere de más y mejores acciones, entre las cuales el uso de CSA podría contribuir a la reducción del 65% de las emisiones para 2050, dijo Ríos, y puntualizó que “la meta de neutralidad en carbono requerirá un esfuerzo colectivo de todas las partes interesadas de la industria, incluidos los gobiernos, donde cada uno debe asumir su tramo de responsabilidad y trabajar juntos para ofrecer conectividad sostenible”.

Facebook comments