Pasar al contenido principal
23/10/2021

“Pensamos que nos aceptarían en automático por ser de Mexicana”

Redacción A21 / Martes, 27 Agosto 2019 - 22:12
Para Manuel Blancas, Mexicana es su vida, el amor que le dio todo

Tras la salida de Mexicana, por el cese de operaciones de la aerolínea bandera, “y ante la falta de ubicación de nuestra realidad, pensamos que nos aceptarían en automático en cualquier otra empresa. Resultó que no fue así” señaló Manuel Blancas, expiloto de la empresa mexicana y que, actualmente, vuela con Asiana Airlines en Corea del Sur. 

En entrevista con A21, Blancas que trabajó casi 32 años en Mexicana de Aviación, contó que la experiencia de vivir afuera, lejos de México, ha sido una situación adversa no apta “para todos”. 

Actualmente, Blancas tiene un puesto como comandante e instructor de vuelo en Asiana Airlines, sin embargo, llegar a este nivel exigió una renovación físico-emocional que inició con un rechazo contundente. 

Durante los últimos días de Mexicana, la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA) intervino en favor de sus agremiados para que pudieran emigrar a otras aerolíneas, mayoritariamente internacionales como Turkish Airlines, Qatar Airways, Emirates Airline y empresas chinas y coreanas, las cuales estaban en búsqueda de talento. 

Blancas inició su proceso en Korean Air, sin embargo fue rechazado. “En el período que yo apliqué, ni un solo extranjero aprobó. Nos enteramos que la gente que pertenecía a la empresa no permitía la entrada de trabajadores foráneos”. 

Este rechazo frustró al piloto mexicano que, decepcionado frente a la mala experiencia, terminó preguntándose qué había hecho mal. Sin embargo, se marcó un nuevo objetivo: Qatar Airways. 

La aerolínea catarí lo admitió -él y otro piloto estadounidense fueron los únicos aprobados en ese proceso-, sin embargo lo sentenció a un periodo de espera de seis meses, antes de que le dieran oficialmente el trabajo. 

“Para cualquier postulante, y ante un nuevo proceso, se necesitan dos cosas: la reingeniería personal y la capacidad de adaptarse, ser resilientes” señaló. 

Posteriormente, Blancas aplicó en Turkish Airlines, Singapore Airlines Cargo (donde podría haber comandado un B747) y Silk Air, antes de que tuviera la oportunidad de aplicar en Asiana y, pese al primer rechazo que tuvo en Corea con Korean, emprendió el viaje al país asiático, en donde ha permanecido los últimos ocho años. 

Desde entonces, ha ejercido como capitán de A320 y A321 con la aerolínea surcoreana, sin embargo, el corazón sigue con Compañía Mexicana de Aviación. “Es una historia que aún no puedo cerrar”. 

“Mientras todos dábamos el cien por ciento y cumplíamos, nos traicionaron: el gobierno, ASPA y nuestros compañeros de Aeroméxico que no nos apoyaron. Dejé ahí mi vida, casi 32 años de trabajo” señaló. 

Él, como otros pilotos de la ahora extinta aerolínea, aceptó diversas medidas de ahorro por parte de la administración de Mexicana, con el objetivo de apoyar a la que, en ese entonces, era su fuente de trabajo. 

El 1 de noviembre de 2006, en una circular emitida por ASPA, tanto el sindicato como la aerolínea, acordaron una revisión salarial en ceros, con lo que los trabajadores se comprometieron a generarle ahorros a la empresa para que Mexicana redujera costos e hiciera ajustes que elevaran su productividad. 

“Cuando vi lo que ocurría en Mexicana, no me quedó duda de que estábamos solos. Debimos parar todo, toda la aviación en México” añadió Blancas. 

A la espera de que el gobierno solucione la situación de los trabajadores y logren obtener el pago que les corresponda y pueda sanar medianamente la herida, Manuel Blancas asegura que Mexicana fue, y es, su vida, su amor. 

“Es algo que me lo dio todo. Es una novia de la que me separé, pero no nos separamos porque no nos amáramos; nos separaron de forma violenta”, finalizó. 

Facebook comments