Pasar al contenido principal
24/11/2020

AFAC, en auditoría

Redacción A21 / Jueves, 22 Octubre 2020 - 22:07
Primera etapa termina a fines de octubre

La Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) está atendiendo el Programa de Evaluación de Seguridad en la Aviación Internacional (IASA por sus siglas en inglés), una auditoría por parte de la Administración Federal de Aviación (FAA) de los Estados Unidos, en donde México tiene que demostrar que lleva a cabo los lineamientos operacionales, de aeronavegabilidad y de navegación correctos, mismos que están delineados en los estatutos de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

En entrevista con A21, el director de la AFAC, Rodrigo Vásquez Colmenares, señaló que desde el 19 y hasta el 31 de octubre la Agencia sostendrá la primera etapa de la inspección virtual y documental sobre los procedimientos tanto de la autoridad como de los operadores aéreos mexicanos. En caso de que México no demostrara que los lineamientos operacionales actuales son suficientes, tendría 60 días para atender las observaciones de la FAA, y posteriormente haría un proceso complementario para su evaluación final.

La auditoría IASA la realiza la FAA cada determinado tiempo a los países firmantes de la OACI, sobre todo cuando se percibe alguna gestión en riesgo de ser deficiente, hace 10 años, en la última revisión que hubo en nuestro país, México fue degradado a categoría 2,  lo que provocó un congelamiento de operaciones adicionales entre México y Estados Unidos”, México se tardó 120 días en resarcir los daños. Además, para recuperar la calificación, el país tuvo que invertir 500 millones de pesos, de acuerdo con el entonces subsecretario de Transportes, Humberto Treviño.

La FAA tomó esta decisión debido a que México carecía de elementos administrativos y organizacionales en la entonces Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), principalmente escasez de recursos humanos en el área de inspectores de vuelo. 

La AFAC expone que lleva a cabo los procedimientos adecuados, primero desde una perspectiva normativa, luego de procedimientos y luego desde una perspectiva ya de comprobación documental, para que se cierre la pinza y demostrar que se hacen bien las cosas”, indicó Rodrigo Vásquez Colmenares.

En caso de que en esta ocasión se repitiera este escenario, el congelamiento ya no permitiría autorizar nuevas frecuencias, rutas y acceso a aeropuertos, adicionales a los que ya existan en el momento del congelamiento. “Serían malas noticias para cualquier entorno operacional”, apuntó el titular de la AFAC.

Sin embargo, Vásquez Colmenares se mostró seguro de que la industria aérea mexicana conservará su categoría 1. “Estamos enfrentando la auditoría en mejores condiciones y aún así, ha evolucionado la propia normatividad, se han intensificado los procesos, los cuales, sin duda, tenemos que actualizar permanentemente”, señaló. Asimismo, agradeció el apoyo que ha brindado la industria privada en México, entre aeropuertos y aerolíneas, que han dado material humano y tiempo, en una muestra de colaboración y unidad. La AFAC también cuenta con el apoyo técnico de la oficina regional de la OACI.  

“La creación de la AFAC abona a que haya confianza en que los procesos se están llevando a cabo con una mejor posibilidad de como estábamos hace 10 años. La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) de hace 10 años no tenía las instalaciones que ahora tiene la AFAC. Había una serie de elementos en esa época que sin duda hacían más difícil la aplicación de todos esos procesos normativos”, añadió el directivo.

La aviación entre México y Estados Unidos ha crecido a doble dígito durante la última década, con una expansión en todos los frentes. Ahora, en el marco de la pandemia de covid-19, el mercado aéreo internacional de México a su vecino del norte se ha vuelto aún más indispensable.

En agosto, más del 90% de todos los pasajeros internacionales que salieron y entraron de México tenían como destino (o venían) de los Estados Unidos. Asimismo, las aerolíneas en ambos países han apostado por la conectividad, con recientes actualizaciones como el incremento de frecuencias en 22 rutas de distintas ciudades de Estados Unidos a destinos turísticos mexicanos por parte de United Airlines. En este sentido, la pérdida de categoría significaría terribles noticias para la industria aérea de ambos países, en un momento de crisis económica.

Facebook comments