Pasar al contenido principal
21/05/2018

En su 10° aniversario, la SMEAL lucha por proteger siete aeronaves

Juan A. José / Miércoles, 18 Abril 2018 - 12:23

México carece de espacios dedicados a la preservación de su legado histórico aeroespacial, algo que cobra relevancia al tomar en cuenta la importancia de su aerotransporte y su industria de manufacturas aeronáuticas, actividades que requieren una sólida base cultural para seguirse desarrollando adecuadamente.

El futuro de este sector se ve amenazado sin la atracción y formación de nuevas generaciones de profesionales, quienes bien podrían descubrir o alimentar su vocación aeroespacial en un espacio de valor educativo y oferta de entretenimiento de calidad, debidamente concebido –llámese museo–, que se convierta en el punto de encuentro de lo mejor del pasado, el presente y el futuro de una actividad tan apasionante como lo es el vuelo del hombre.  

Ante esto, la Sociedad Mexicana de Estudios Aeronáuticos Latinoamericanos A.C., por sus siglas SMEAL, es una organización mexicana de carácter histórico y cultural, dedicada principalmente al rescate, preservación y promoción de la historia de la aviación en México y Latinoamérica a través de acciones concretas a ese objetivo.

Con ello, busca fomentar en la sociedad en general una cultura aeronáutica que reconozca y exalte los valores históricos que la aviación representa.

En el marco de sus primeros diez años de existencia, la SMEAL se enfrenta al reto de buscar un hogar para una colección aeronáutica que ha rescatado e intenta proteger, entre ellas un histórico bombardero North American B-25 “Mitchell” de tiempos de la Segunda Guerra Mundial, que junto con otras seis valiosas aeronaves –caso de un avión Douglas DC-3 y un helicóptero Sud Aviation SA-330 “Puma”– alguna vez fueron el orgullo del ahora virtualmente extinto Museo Tecnológico de la Comisión Federal de Electricidad, ubicado en el Bosque de Chapultepec de la Ciudad de México.

El esfuerzo de preservación de estas siete aeronaves por parte de los voluntarios que integran la SMEAL va en ese sentido, de ahí la urgencia de apoyarlo ya sea con un espacio para albergar y restaurar los equipos, patrocinios o recursos financieros.

Es así que, felicitando a la SMEAL por su décimo aniversario, me sumo al equipo encabezado hoy día por Alfredo Martín del Campo, e invito a mis amables lectores a acercarse y colaborar con esta Sociedad, contribuyendo así a proteger la memoria histórica de nuestra aeronáutica.

Para acercarse y constatar las acciones que ha emprendido la SMEAL, incluyendo medios de contacto, les sugiero visitar www.smeal.com.mx ¡Gracias por su apoyo!

 

Facebook comments