Pasar al contenido principal
26/11/2021

Industria aérea enfrenta obstáculos regulatorios

Daniel Martíne… / Lunes, 25 Octubre 2021 - 21:04
La adopción de los procesos biométricos en Latinoamérica aún tomará aproximadamente tres años

Por Daniel Martínez Garbuno

Enviado

Bogotá, Colombia.- La industria aérea en Latinoamérica enfrenta diversos obstáculos regulatorios relacionados con el desarrollo tecnológico de cara a los próximos años, lo que podría entorpecer la recuperación del sector, señalaron especialistas durante su participación en la decimoséptima edición del ALTA Airline Leaders Forum, organizado por la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo. 

Este es el caso de la automatización y el uso de la tecnología biométrica en los aeropuertos latinoamericanos, señaló Elbson Quadros, vicepresidente América Latina y el Caribe para SITA, durante una conferencia de prensa. Pese a que la compañía de innovación tecnológica trabaja con más de mil aeropuertos a nivel mundial, la adopción de los procesos biométricos en Latinoamérica aún tomará aproximadamente tres años.

Sin embargo, la industria aérea de la región no puede permitirse regresar a los procesos aeroportuarios que se tenían previo a la crisis de la pandemia del covid-19, puntualizó Quadros. El uso de la tecnología biométrica reduce en un 30% el tiempo en los procesos de abordaje y, en algunos vuelos, llega a disminuir las esperas en hasta un 50%, puntualizó el especialista. Este es un avance que no se puede perder. 

“Hoy en día, los gobiernos están pidiendo cosas muy diversas con respecto a las restricciones sanitarias a nivel mundial. Estos nuevos requisitos, si uno no se digitaliza, si uno no implementa la tecnología, harán que volvamos a los tiempos de espera largos para hacer check ins y procesos en los aeropuertos. Este es el reto que enfrentamos: implementar una plataforma y que todos los requisitos del gobierno puedan ser digitalizados”, explicó el vicepresidente  de SITA. 

Hay dos grandes ventajas de impulsar la digitalización. Una es que el viaje se hace más seguro, mediante una plataforma que se integra en automático a las aerolíneas, aeropuertos y autoridades de migración para el manejo de datos de los pasajeros, y dos es que se protege la privacidad de los viajeros.
 
Asimismo, Airbus también ha identificado algunos obstáculos regulatorios para el avance tecnológico en la región  latinoamericana (y también a nivel mundial). Arturo Barreira, presidente de Airbus para América Latina y el Caribe, indicó que el desarrollo de aviones impulsados por nuevas fuentes de combustible, como el hidrógeno (en el caso particular de los modelos ZEROe) es un proyecto de largo plazo porque, además de la necesidad de que las tecnologías evolucionen, se tiene que trabajar en el tema regulatorio. 

Estos tres nuevos aviones ZEROe están diseñados para volar impulsados por hidrógeno para mediados de la década de 2030, y si bien serán revolucionarios para la industria aérea, también implican una gran cantidad de cambios en el diseño de aeronaves. Uno de ellos, por ejemplo, es el almacenamiento de esta nueva fuente de combustible, lo que generará que Airbus trabaje con las autoridades y se produzcan nuevos procesos de certificación. 

De igual forma, los aeropuertos tendrán que desarrollar lo que se conoce como hubs de hidrógeno para tener toda la infraestructura necesaria para apoyar el funcionamiento de las aeronaves de hidrógeno y esto también presenta un reto que deberá solucionarse en la próxima década y media. En Latinoamérica, recientemente el Aeropuerto Internacional de Santiago en Chile se comprometió a ser uno de estos centros. 

“Vamos a avanzar en el proyecto del hidrógeno cuando veamos la madurez de estos bloques (regulatorio y tecnológico). Ya estamos trabajando con los miembros de la industria y gobierno. Va a ser un proceso largo para llegar a la confianza (del público usuario) y necesitamos tener la certeza de que cuando llegue la tecnología, la infraestructura necesaria va a estar ahí”, finalizó Barreira.

Facebook comments