Pasar al contenido principal
16/04/2021

Educarán para el uso de drones

Daniel Martíne… / Domingo, 4 Abril 2021 - 22:36
La mayor parte de la Ciudad de México se encuentra en espacio aéreo prohibido para la operación de drones

El Colegio de Pilotos Aviadores de México (CPAM) lanzó una campaña de concientización sobre el uso de drones en espacio aéreo restringido, luego de que diversos operadores de estos vehículos aéreos no tripulados publicaran fotografías aéreas realizadas en espacios con tráfico aéreo comercial y privado, como el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), el Zócalo de la Ciudad de México y Paseo de la Reforma.

El Comité de RPAS del CPAM ha sido el encargado de crear esta campaña de difusión, conocida como “Vuela Seguro Con Nosotros” y con la que se busca incentivar a todo el público en general y operadores de drones a las mejores prácticas de la industria, para mantener la seguridad aérea, señaló Yomél Estrada, presidente de este Comité.

A través de la publicación del primer boletín técnico del año del CPAM, titulado “¿Foto dron del año?”, el Colegio inició su campaña de concientización para impulsar la seguridad aérea en el país.

En el boletín, el Colegio presentó dos fotografías realizadas por el fotógrafo Perry Borja, en las que se ven, desde una toma cenital, la Colonia Federal, adyacente al AICM, y las dos pistas del aeropuerto capitalino.

“Esta toma aérea, sin duda alguna muy bien realizada, refleja que los pilotos de drones siguen ignorando que su vuelo está prohibido en la periferia de los aeródromos, tal cual lo establece la NOM-107-SCT3-2019”, señaló el CPAM.

De acuerdo con la NOM, los pilotos de aeronaves no tripuladas deben operar su dron a una distancia de separación de al menos 9.2 kilómetros de cualquier aeródromo (es decir, aeropuerto o helipuerto). Asimismo, se debe respetar una distancia de 900 metros a partir del centro de cualquier helipuerto en el país. Además hay áreas, como el primer cuadro de la Ciudad de México y Santa Fe, que están permanentemente fuera de los límites de operación para los vehículos aéreos no tripulados, puntualizó Estrada.

Estas restricciones derivan en que la mayor parte de la Ciudad de México se encuentre en espacio aéreo prohibido para la operación de estos vehículos como resultado de la normatividad.

“Entre la comunidad dronera se está dando, con cada vez más frecuencia, el reto de volar más alto, más lejos y, recientemente, hacer imágenes y vídeos de aeronaves tripuladas en vuelo, despegando o aterrizando, lo que supone un grave riesgo”, señaló Luis Salazar Brehm, especialista de la industria de drones, y encargado del Centro de Formación Escuela de Aviación UAS Amacuzac.

La Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) del país no está haciendo su trabajo para perseguir y castigar este tipo de conductas, añadió. Salazar Brehm forma parte del Comité de RPAS como colaborador adjunto.

A nivel mundial también han sucedido incidentes similares. En 2018 y 2019, el Aeropuerto Internacional de Heathrow en Londres enfrentó varios eventos en los que tuvo que suspender el tráfico aéreo de la terminal debido a la presencia de drones en las cercanías. Algunos de los operadores lo hicieron conscientemente, a modo de protesta por el cambio climático.

Derivado de esto, las autoridades de este aeropuerto construyeron un sistema antidrones que elimina el riesgo de operación de vehículos aéreos no tripulados en área restringida y además localiza a los pilotos, facilitando a las autoridades la aplicación de acciones legales.

Las multas varían de país a país. Por ejemplo, en los Estados Unidos violar la reglamentación sobre el uso de drones en espacio aéreo restringido trae consigo una multa de hasta 32 mil 666 dólares por incidente (más de 667 mil pesos mexicanos).

En México, la falta de cumplimiento a lo establecido en la NOM puede acarrear una multa de 200 a 5,000 UMAs (entre 18 mil y 448 mil pesos, aproximadamente), señaló Salazar Brehm. Además, la autoridad también puede suspender los permisos, certificados, registros, matrículas, autorizaciones y licencias, dependiendo de la gravedad de la infracción, tanto temporal como definitivamente.

“En México, ya tenemos una norma oficial, y velar por el cumplimiento de ésta tiene que ser por parte del Estado rector. Desgraciadamente, si una norma no es verificada, lo que pasa es que la gente, al no ser sancionada, y ver que puede operar su dron a un lado del aeropuerto y tomar fotos muy bonitas a 200 metros de la pista, se crea un vacío. Si no los sancionan, lo seguirán haciendo y cada vez con más libertad”, añadió Estrada.

El Colegio de pilotos exhortó al gobierno federal y a la AFAC a colaborar con ellos para el impulso de esta campaña de concientización a nivel nacional. Asimismo, trabaja con aerolíneas comerciales y más miembros de la industria aérea para expandir el alcance de la campaña “Vuela Seguro Con Nosotros”.

Asimismo, el Colegio hizo un llamado a la ciudadanía para que envíe un reporte al Comité de RPAS del CPAM, al correo rpas@colegiodepilotos.org, en caso de que crea que alguien está operando un dron de manera irresponsable, como por ejemplo, volando cerca de otra aeronave, algún aeródromo o a gran altitud.

Tanto Yomél Estrada como Luis Salazar hicieron hincapié en que ésta no es una campaña de desprestigio para la industria de los drones. Por el contrario, el futuro de este mercado es vasto y se prevé que generará grandes ganancias a nivel internacional, incluyendo en nuestro país, pero se requiere seguir las reglas para mantener la seguridad en el espacio aéreo, explicaron.

“Lo que buscamos es crear conciencia de que existe una norma, de que existen reglas de operación. Puedes poner en riesgo la aviación, la vida de personas en aire y en tierra si no respetas la Norma”, finalizó Estrada.

Facebook comments