Pasar al contenido principal
21/06/2021

Programas de detección de drones

Luis Salazar Brehm / Jueves, 27 Mayo 2021 - 22:24

Hasta hace poco, la FAA había prohibido en los Estados Unidos el uso de tecnologías anti-drones en los aeropuertos y sus alrededores debido a que en algunos casos podrían representar un riesgo para la seguridad de la aviación al interferir con los sistemas de navegación de las aeronaves y los servicios de navegación aérea.

En agosto del 2020 la FAA, anunció un programa de pruebas consistente en tres fases para la implementación de tecnologías de detección y mitigación de riesgos relacionados con drones, cuyo objetivo sería evaluar el desempeño de las tecnologías anti-dron disponibles en el mercado aplicadas en el mundo real.

A nueve meses del inicio del programa anti-drone para aeropuertos, la FAA en conjunto con la Administración de Seguridad del Transporte (TSA por sus siglas en Inglés), están aplicando la tercera fase del programa anti-drone, que consiste en la aplicación real en aeropuertos seleccionados de la tecnología. Los primeros dos aeropuertos que probarán la tecnología anti-drones serán el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (LAX) y el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA).

El despliegue de medidas anti-drones en MIA y LAX se produce a raíz de la designación de la Administración Federal de Aviación (FAA) de cinco aeropuertos de EE. UU. para probar los programas de detección y mitigación de UAV. La creación de un sistema de seguridad de prevención e identificación de vehículos aéreos no tripulados eficaz es parte del esfuerzo de la FAA para diseñar una gestión del tráfico aéreo estadounidense más amplia y transversal que abarque tanto aviones pilotados como drones.

Detecta, rastrea e identifica drones

En un comunicado de esta semana, la TSA dijo que LAX recibirá tecnología de punta para detectar, rastrear e identificar drones (DTI) que ingresen a su espacio aéreo prohibido. Los funcionarios de seguridad están ansiosos por encontrar métodos para neutralizar los riesgos de seguridad que crean esas intrusiones sin que la tecnología afecte a la seguridad de las operaciones del aeropuerto.

"La amenaza de UAS a los aeropuertos ha aumentado exponencialmente en los últimos años, (y) por eso es vital que evaluemos la efectividad de las tecnologías UAS DTI en entornos aeroportuarios activos", explicó Jim Bamberger, gerente del programa UAS de TSA.

La TSA dijo que la elección de LAX fue por su amplia gama de operaciones aéreas, tráfico aéreo denso, alto volumen de pasajeros y frecuencia relativamente elevada de drones que violan su espacio aéreo.

La TSA probará y evaluará el funcionamiento y la eficacia de la tecnología DTI utilizada en LAX y MIA. Los datos recopilados en los ensayos se compartirán con otras agencias que participan en la búsqueda de una solución al creciente problema de los UAV volando cerca de aeropuertos.

Facebook comments