Pasar al contenido principal
23/06/2021

Urgen las soluciones

Francisco M. M… / Miércoles, 3 Marzo 2021 - 22:06

Burocracia: El arte de convertir lo fácil en difícil a través de lo inútil 

Muchas voces se han alzado y se siguen escuchando, todos los días aumenta el número y el tono de las quejas y parecería que nadie está escuchando.

Aunque ya es un gravísimo problema, el asunto está a punto de ser una verdadera crisis que puede costar mucho más de lo que nuestras propias autoridades aeronáuticas pueden ver hoy.

Los trámites de obtención, recuperación, revalidación y convalidación de licencias y exámenes médicos de personal técnico siguen atorados y son apenas algunos los que se llegan a completar, de entre los miles de trámites que están pendientes de resolver.

Hay que decirlo, tanto los trámites en licencias, el CIAAC y los de medicina de aviación siguen caminando a paso tortuga y a veces a paso cangrejo.

Siempre falta algo, siempre se complica algo, siempre hay algo adicional que encontrar que le da vida a una maquinaria burocrática que ya podemos contar entre las más pesadas y complicadas del mundo.

Ya podemos comparar nuestro sistema “tramitológico” con el que impera en los países más atrasados del planeta, y eso incluye, dicho con todo respeto, a países africanos o los latinoamericanos más pobres que no tienen ni por casualidad una industria aérea   tan importante como la nuestra.

La pandemia que estamos viviendo ha impactado de manera directa a la industria aeronáutica en todo el mundo, pero esto no ha sido pretexto, y se pueden contar con los dedos de una mano, los países cuyas autoridades de aviación civil han permitido la acumulación inmensa de trámites a los que nos hemos referido como está sucediendo en México.

Por ahora no he encontrado alguna referencia en el mundo sobre prórrogas y extensiones de licencias o exámenes médicos más allá de un par de días y eso solo por razones muy especiales y en casos muy particulares.

En Mexico, las prórrogas y extensiones ya son un problema que bien puede hacerse mucho mayor después de junio, cuando esas prórrogas prescriben.

¿Qué va a suceder en ese momento, cuando se tengan sobre la mesa miles de trámites de todo tipo y que deben ser resueltos casi de inmediato para poder darles salida? 

¿Vendrá una nueva prórroga

¿Qué puede hacer la autoridad de AFAC para cumplir con sus obligaciones de manera, expedita, eficiente y eficaz?

Por ahora no se ve cómo.

Algún experto en Derecho Aeronáutico podría corregirme, pero me preocupa mucho pensar en las consecuencias legales de acuerdo con las leyes de algún país del extranjero, si en algún momento desafortunadamente una aeronave con matrícula mexicana llegara  a sufrir un accidente en ese país y durante la investigación se encuentran licencias y exámenes médicos de tripulantes vencidos. 

¿Las prórrogas y extensiones de licencias de vuelo y exámenes médicos autorizadas por AFAC serán reconocidas por las autoridades aeronáuticas de esos países

Ultimamente ha circulado el “nuevo“ manual de Organización de AFAC y después de una revisada general podemos decir que no contiene nada realmente nuevo o que ayude a mejorar el funcionamiento de la Agencia Mexicana.

El tener conocimiento de cómo está organizada la AFAC, a través de este reciente manual solo nos deja ver el tamaño del monstruo  burocrático que hay que enfrentar, pero el escrito oficial no nos dice como se va a resolver el problema tan grave que se vive y peor aún el que se puede venir después de junio.

Tenemos reglamentos y normas aeronáuticas que no han cambiado en los últimos 60 años.

Es necesario tomar decisiones ejecutivas lo antes posible y al más alto nivel de AFAC para cambiar las cosas y resolver los problemas de todos los días, que son los que se están acumulando de manera impresionante.

La obtención, revalidación, convalidación y recuperación de licencias y exámenes médicos debería ser una prioridad y este problema debe ser resuelto cuanto antes, al igual que los procesos que son responsabilidad del CIAAC para asegurar el funcionamiento correcto de la aviación comercial en nuestro país.

El General Rodríguez Munguía, director de AFAC no la tiene nada fácil porque el problema principal que debe resolver lo tiene justamente dentro de la propia AFAC.

Encontrar la manera rápida, eficiente y eficaz usando la tecnología actual como lo hacen otros países en el mundo es el reto y para eso se requieren recursos humanos, personal con voluntad de servicio, preparados y con experiencia y por otra parte se requiere también de recursos económicos. 

Dada la formación del General Rodriguez como piloto aviador militar, entrenado en el orden y la disciplina y el cumplimiento de metas con visión de futuro y conciencia situacional, muy bien podría ser la solución.

Lo deseamos sinceramente.

Facebook comments