Pasar al contenido principal
18/05/2022

Errores de percepción como causa de accidente de aviación durante aproximaciones visuales 

José Luis Merino / Miércoles, 19 Enero 2022 - 13:47

La percepción no es sólo lo que vemos, escuchamos o sentimos a través de los órganos de los sentidos; es también el significado que damos a esas sensaciones a través de la manera como el cerebro organiza esa información en base a la figura (el objeto sobre el cual enfocamos nuestra atención) y un fondo (el fondo del objeto focalizado). Cuando la relación figura-fondo es ambigua nuestra percepción se altera.

Durante las aproximaciones visuales en vuelos donde de acuerdo a las reglas donde debemos tener en todo momento referencias en tierra con una visibilidad horizontal de al menos 5 millas entre otras reglas de vuelo visual, nuestro sentido de la vista puede ser engañado por diversas funciones psico perceptuales como son la predisposición perceptiva y la constancia perceptiva.

La primera consiste en lo que esperamos ver en base a nuestra memoria, sentido común y experiencias previas, es decir, lo que encaja en nuestras ideas pre concebidas. En un vuelo visual donde súbitamente las condiciones meteorológicas cambian alterando la información visual  directa y recibiendo información fragmentada por ejemplo por la súbita presencia de nubosidad con techos bajos parciales podemos mirar por fragmentos visuales (no completos) un aeródromo o una pista de aterrizaje por lo que nuestro cerebro tiene que construir los fragmentos visuales faltantes en base a nuestra pre disposición perceptiva .

Esta tendencia influye muchas veces en exceso de confianza, incluso nuestra imaginación creativa puede generar una imagen mental de una visión totalmente inexistente y fiarnos ciegamente de esa ideación mental que nos lleva a una imagen construida en nuestro cerebro pero que en realidad no estamos viendo.

El segundo fenómeno psico perceptual mencionado es la constancia perceptiva en donde también entran en juego conocimientos, sentido común y experiencias previas. Sabemos que los objetos en todo momento mantienen su forma y tamaño aunque pueden parecer distintos en base a las condiciones del entorno, nuestra velocidad relativa en torno a ese objeto. Si conocemos el tamaño de un objeto sabremos por su tamaño relativo en nuestro campo de visión si se encuentra cerca o lejos.

La constancia de textura nos indica si una superficie determinada se ve rugosa de cerca como el asfalto de una pista de aterrizaje sin embargo cuando vemos la superficie más suave y con menos detalles será por qué estamos más lejos. Si una pista de aterrizaje parece un trapecio estrecho nuestra aproximación visual será muy baja con el peligro de impactar con obstáculos durante la aproximación y por otro lado cuando observamos una pista de aterrizaje como una columna vertical nuestra aproximación será mucho más alta que una senda de planeo correcta. Los cambios de humedad relativa atmosférica así como nubosidad pueden general alteraciones en la percepción de una pista de aterrizaje generando errores en la pendiente de planeo poniendo en riesgo la operación.

Estas situaciones perceptuales anormales pueden combatirse con un adecuado uso de los instrumentos de vuelo donde lo más relevante es el control de la velocidad de la aeronave con una atención continua en la velocidad indicada, régimen de descenso adecuado, horizonte artificial y apoyo en dispositivos como un GPS. Deberemos recordar que nuestros sentidos, particularmente la visión pueden ser engañados. Tu qué piensas?

Facebook comments