Pasar al contenido principal
27/05/2024

Culmina primer día de audiencias de Boeing en el Senado

Redacción A21 / Viernes, 19 Abril 2024 - 01:00
En la comparecencia un segundo denunciante también acusó a Boeing de malas prácticas

Boeing mantuvo su “línea defensiva” después del primer día de dos de sus audiencias ante el  Senado de Estados Unidos, la compañía es acusada de omitir procesos de seguridad en la fabricación de aviones. 

Boeing defendió a su 787 Dreamliner después de que dos comités del Senado escucharon a testigos clave el mismo día sobre la cultura de seguridad del fabricante de aviones en sus fábricas.

En la audiencia del Subcomité Permanente de Investigaciones del Senado, el 17 de abril de 2024, el ingeniero y ex empleado de Boeing, Sam Salehpour,  señaló que el fabricante está “produciendo aviones defectuosos” y tomando “atajos” para acelerar la producción.

"Tengo serias preocupaciones sobre la seguridad de los aviones 787 y 777 y estoy dispuesto a asumir riesgos profesionales para hablar de ellos", dijo Salehpour en su declaración inicial.

Igualmente preocupante, Salehpour dijo que cuando planteó sus preocupaciones a Boeing fue "ignorado" y le dijeron que no "creara retrasos".

Salehpour alegó anteriormente que existen pequeños huecos en las uniones del fuselaje en aviones 787, los cuales podrían “causar una falla catastrófica” debido al desgaste excesivo.

En 2020, las entregas del Dreamliner se suspendieron para solucionar problemas con pequeños agujeros y, después de casi dos años, la Administración Federal de Aviación (FAA) finalmente aprobó una solución al problema.

Sin embargo, Salehpour afirmó que los “huecos en el 787 no se estaban midiendo adecuadamente” y, debido a las malas mediciones, no siempre se insertaban calzas (piezas de material utilizadas para llenar pequeños huecos).

“La instalación de sujetadores con espacios que exceden 0.005 pulgadas sin las cuñas adecuadas (o, en algunos casos, sin cuñas) ejerce una tensión excesiva sobre estos sujetadores y puede causar fatiga significativa en componentes importantes del avión, especialmente en áreas de unión donde se conectan grandes cilindros del fuselaje. ”, testificó Salehpour en la audiencia.

El ex empleado también dijo frente a los senadores que, en un caso, mientras trabajaba en el Boeing 777, vio a los trabajadores "saltando sobre piezas del avión para alinearlas".

Un segundo denunciante

Un segundo testigo, Ed Pierson, exgerente de Boeing, también habló en la audiencia en Capitol Hill.

Pierson calificó de “encubrimiento criminal” el hecho de que Boeing no hubiera proporcionado a la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) documentos relacionados con la retirada del tapón de la puerta durante el montaje del 737 MAX 9 de Alaska Airlines, que más tarde estuvo implicado en el accidente. la emergencia de vuelo el 5 de enero de 2024.

"Existen registros que documentan en detalle el frenético trabajo realizado en el avión de Alaska Airlines y los líderes corporativos de Boeing también lo saben, porque lucharon por retener esos mismos registros condenatorios después de los dos accidentes del Max", dijo Pierson.

Tras la conclusión de la audiencia, Boeing reafirmó su opinión de que la seguridad de los 787 y 777 no se vio comprometida durante la producción.

“Boeing confía plenamente en el 787 Dreamliner debido al trabajo exhaustivo realizado para garantizar la calidad y la seguridad a largo plazo del avión. Las afirmaciones sobre la integridad estructural del 787 son inexactas”, afirmó Boeing.

 

Facebook comments