Pasar al contenido principal
23/09/2021

¿Qué es la visión negra o black out durante el vuelo?

José Luis Merino / Miércoles, 7 Julio 2021 - 06:54

¿Te ha sucedido alguna vez que cuando estás en una postura determinada, como por ejemplo que al estar cómodamente sentado en un sillón o recostado en tu cama y por alguna razón te incorporas súbitamente, sufres en ese momento un fuerte mareo y tu visión se oscurece transitoriamente? 

Este fenómeno se conoce con el nombre de hipotensión ortostática y se caracteriza por sufrir de una disminución súbita de la presión de perfusión cerebral, definida como el aporte momentáneo de flujo sanguíneo al cerebro, debido a que el cambio de postura de manera súbita hace que la mayor parte de la sangre se distribuya en la parte inferior del organismo, particularmente en las extremidades inferiores dejando al cerebro sin aporte suficiente de sangre oxigenada.

En aviación, particularmente en aeronaves acrobáticas o en Jets ejecutivos de gran rendimiento en ascenso vertical puede presentarse este fenómeno derivado del régimen de ascenso imponiendo fuerzas G en el organismo.

Existe un fenómeno de oscurecimiento de la visión conocido como Black Out.

Tal situación clínica ocurre cuando el piloto eleva el avión bruscamente imprimiendo un aumento de aceleración vertical (medida en 'número de G,s' o fuerzas G) por comparación con la aceleración de la gravedad terrestre.

Como consecuencia, debido al principio de inercia el fluido sanguíneo tiende a permanecer en reposo en lugar de seguir el movimiento vertical hacia arriba del cuerpo y por tanto, en relación al cuerpo, se dirige a los pies, disminuyendo el riego sanguíneo del cerebro, produciendo como primer síntoma la aparición de un velo negro en la visión que da nombre al fenómeno que puede derivar rápidamente en pérdida de conciencia con el consiguiente peligro para el vuelo.

Para llegar a experimentar la visión negra el cuerpo humano debe someterse a aceleraciones de entre cuatro y siete veces la aceleración de la gravedad y esto ocurre en aviones de gran rendimiento  al realizar maniobras bruscas como la recuperación de un picado.

Para evitar los efectos de la visión negra y el peligro para la aeronave y piloto, se desarrolló el traje anti-G, consistente en unas cámaras hinchables que al aumentar la aceleración vertical se inflan oprimiendo el cuerpo del piloto en las piernas y el abdomen y evitando de esta forma que la sangre se desplace a esta parte del cuerpo, manteniendo el riego sanguíneo en el cerebro. 

Facebook comments