Pasar al contenido principal
16/04/2021

Nuevo espacio aéreo incrementa ruido en la CDMX

Daniel Martíne… / Martes, 6 Abril 2021 - 20:16
Más de un millón de personas son afectadas por la reconfiguración del espacio aéreo

El rediseño del espacio aéreo del Valle de México implementado desde el 25 de marzo hizo que las llegadas fueran mucho más largas, lo que derivó en que los aviones sobrevuelen a menor altura mayores tramos de la Ciudad de México, por tanto incrementó el área afectada por altos niveles de ruido.

De acuerdo con un análisis realizado por Pablo Ortiz Haro, consultor independiente en ingeniería especializada en transporte, quien lo hizo público en sus redes junto con mapas, más de 113 kilómetros cuadrados en la Ciudad de México se ven afectados por un nivel de ruido de 61 o más decibeles. Previo al rediseño del espacio aéreo en el Valle de México, un total de 68.4 kilómetros cuadrados en la Ciudad de México tenían un nivel de ruido por encima de los 60 decibeles.

Antes del 25 de marzo, aproximadamente 18.8 kilómetros cuadrados se encontraban por encima de los 69 decibeles; esta área se encuentra en la recta final de aterrizaje de las aeronaves en el AICM. Mientras tanto, casi 50 kilómetros, todos ellos localizados en la aproximación tradicional por el noroeste de la Ciudad de México, se encontraban en el rango de entre los 61 y 69 decibeles. 

Luego de que Seneam introdujera los cambios al espacio aéreo, el área con un nivel de ruido entre los 61 y 64 decibeles incrementó 129.6% al pasar de 27.7 kilómetros cuadrados a 63.6. Además, pasó de ocupar únicamente la región noreste de la capital a también diversas colonias al sur de la Ciudad, por ejemplo Jardines del Pedregal.

“Inicialmente, y se ve en los registros aéreos de las últimas semanas, las llegadas por el noroeste de la ciudad son mucho más largas, además de que ahora metieron llegadas por el sur, por lo que son muchas las colonias afectadas. La consecuencia es que tenemos aviones con más tiempo en toda la ciudad”, señaló María Larriva, primera Controlador de Tráfico Aéreo en México, en entrevista con A21.

“Lo preocupante es que actualmente estamos con estos niveles de ruido y al 50% de la capacidad del AICM, como resultado de la crisis por la pandemia del covid-19. ¿Cómo estaremos cuando regresemos al 100%?” puntualizó Larriva.

Aunado a ellos, en el actual rediseño del espacio aéreo todavía no están consideradas las operaciones del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, el cual entrará en funcionamiento el 21 de marzo del próximo año.

“Las operaciones de este segundo aeropuerto seguramente impactarán a zonas del nororiente de la zona conurbada, aumentando significativamente el área total y la población afectada por contaminación acústica en la Ciudad de México”, señaló Ortiz Haro.

A través de campañas como “Afectaciones a salud y medio ambiente en el sur y poniente CDMX por nuevas rutas de vuelo”, grupos de ciudadanos han mostrado su inconformidad y enviado un mensaje al gobierno federal sobre las afectaciones como consecuencia de la “súbita modificación” al espacio aéreo mexicano, provocadas por el sobrevuelo de las aeronaves en las nuevas rutas de aproximación al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Ortiz Haro señaló que los ruidos superiores a los 60 decibeles pueden ser clasificados como molestos. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la contaminación acústica es la segunda causa de enfermedad por motivos medioambientales, por detrás de la polución atmosférica.

Imagen

Imagen

Facebook comments