Pasar al contenido principal
07/12/2021

Pruebas covid afectan demanda en 30%

Daniel Martíne… / Lunes, 18 Enero 2021 - 22:41
Aerolíneas deben implementar soluciones que impulsen la confianza del viajero

Cuando un gobierno implementa nuevas medidas restrictivas, como la obligatoriedad de pruebas negativas de detección del covid-19, se ha observado una caída promedio del 30% en las reservaciones futuras, por lo que podría darse una reacción similar en el mercado aéreo comercial entre México y Estados Unidos, señaló René Armas Maes, vicepresidente comercial y socio de MIDAS Aviation.

“Basado en la capacidad de asientos colocados en el mercado un mes antes de que se implementara este tipo de medidas, hemos observado en promedio una caída del 30% en las reservaciones futuras, y cuando esta medida ha sido implementada adicionalmente con cuarentenas, la caída ha sido tres veces mayores”, indicó, en entrevista con A21.

Sin embargo, Armas Maes aseveró que el mercado de viajes internacionales entre Estados Unidos y México continúa como una muy buena alternativa para los pasajeros entre ambos países, debido al incremento de limitantes y restricciones gubernamentales en Europa y América del Sur, por lo que “esperaría ver una caída menor que la promedio observada, del 30%”.

Los pasajeros internacionales que busquen llegar a Estados Unidos deberán presentar, obligatoriamente, una prueba negativa de detección del covid-19 a partir del 26 de enero.

Armas Maes señaló que la medida implementada por el entrante gobierno demócrata de Joe Biden es un paso correcto. “Sin embargo, y como toda nueva medida, crea ansiedad y temores en los pasajeros”.

La semana pasada, Estados Unidos viró su respuesta contra la pandemia del covid-19 con el anuncio de que todos los pasajeros internacionales deberán contar con una prueba negativa de detección del covid-19, realizada hasta 72 horas antes de la llegada a territorio estadounidense. Será tarea de las aerolíneas recolectar la información necesaria de los pasajeros o negarles el abordaje.

Previamente, el gobierno de este país había cerrado el espacio aéreo a vuelos provenientes de determinados países, como China al inicio de la pandemia; sin embargo, en todo momento mantuvo abiertas sus puertas para el transporte aéreo con México, lo que ayudó a que las rutas entre ambos países se recuperaran de una manera mucho más rápida que en el resto del mundo.

De acuerdo con Airlines For America (A4A), el número de vuelos entre México y Estados Unidos para la primera semana de enero de 2021 ya se encontraba por encima de lo registrado en el mismo periodo, pero del año pasado; este mercado bilateral era el único que se había recuperado a los niveles prepandémicos en Estados Unidos, siendo que el promedio de vuelos internacionales continuaba 42% por debajo de lo registrado en enero de 2020.

¿Qué medidas deben implementar las aerolíneas?

La implementación de esta nueva medida gubernamental por parte de los Estados Unidos tomó por sorpresa a las cuatro aerolíneas mexicanas que operan vuelos a este país.

Hoy, Aeromar entregó un listado de los laboratorios y dependencias avalados para la realización de pruebas del covid-19 y recordó que puede negar el abordaje y buscar una multa contra los pasajeros que presenten resultados falsos.

La semana pasada, Volaris anunció que ofrecerá un servicio de pruebas rápidas (antígenos virales) en todos los aeropuertos de México donde opera rutas hacia Estados Unidos. Los resultados estarán listos en 30 minutos y tendrán un “precio preferencial” para sus clientes.

Viva Aerobus se encuentra en gestiones con las autoridades aeroportuarias de Cancún, Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey para ofrecer un servicio económico de pruebas virales de antígenos. 

Por su parte, Grupo Aeroméxico anunció que aceptará pruebas de reacción en cadena de la polimerasa, mejor conocidas como PCR, o pruebas de antígenos expedidas por algún laboratorio en un máximo de tres días antes del inicio del viaje. Asimismo, implementó una política de flexibilidad para que los clientes que necesiten cambiar su vuelo, derivado de este nuevo requisito, pero no hizo mención de ofrecer un servicio como el de sus competidoras de bajo costo.

René Armas Maes cree que hay tres soluciones comerciales claves que ayudarán a devolver la confianza del pasajero, y así impulsar la demanda hacia los Estados Unidos.

Las tres soluciones son: devoluciones de dinero, ejecución de cambios sin control adicional y flexibilidad.

“Igualmente, las aerolíneas estadounidenses deben buscar asociaciones con los hoteles en México y destinos de playa, para ofrecer pruebas PCR o antígeno en sus instalaciones, o que los hoteles se asocien con proveedores confiables y aprobados por el gobierno de Estados Unidos, y que puedan ofrecer estas pruebas sin demoras en los resultados, ni inconvenientes”, finalizó. 

Facebook comments