Pasar al contenido principal
26/11/2020

Tabasco, inundaciones y un dron de 12 MDP sin estrenar

Luis Salazar Brehm / Jueves, 19 Noviembre 2020 - 22:00

Hoy somos testigos como una vez más la falta de planeación, entre otras cosas, está dando como resultado severas inundaciones en zonas de Tabasco.

Desde siempre se sabe que Tabasco es particularmente vulnerable a las inundaciones por sus condiciones climáticas y orográficas. 

El domingo pasado, el presidente López Obrador abordó un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana para constatar la grave situación que se vive en su estado natal y junto con su gabinete planear las acciones para actuar en consecuencia, pero… ¿Será que el show de los gobernantes realiza recorridos aéreos para “evaluar” la situación, es lo más eficiente y efectivo?. 

Quizás existan mejores opciones.

Al volar drones sobre las áreas afectadas por daños, podemos obtener de manera eficiente imágenes y videos muy detallados que pueden ayudarnos a estimar mejor los daños. 

Cuando se trata de recopilación de datos, los sistemas aéreos no tripulados, conocidos como UAS o drones, son herramientas valiosísimas para la investigación. Han ayudado a los científicos, por ejemplo, para mejorar los pronósticos de huracanes. Los drones pueden tomar grandes cantidades de imágenes de alta calidad y alta resolución, pueden llegar a áreas que son peligrosas o difíciles de alcanzar para los científicos y pueden hacerlo de manera eficiente y rentable. 

Ahora, los drones están ayudando a los científicos de la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) a comprender mejor eventos climáticos importantes. 

Unos días después de que el huracán Delta tocara tierra en Luisiana el 9 de octubre pasado, científicos de la NOAA y el Instituto del Golfo del Norte (NGI), sobrevolaron el área con UAS TigerShark XP3 cerca de las orillas del río Mississippi. El TigerShark voló sobre largos tramos del río, recolectando imágenes de las orillas del río que brindaron a los científicos detalles sobre el impacto de las inundaciones que el huracán Delta había causado. 

Al final resultó que, Delta no causó muchas inundaciones en la región. Pero obtener datos precisos después de eventos como el huracán Delta es fundamental. El vuelo de drones fue parte de una asociación de investigación en entre NOAA y NGI para mejorar los pronósticos de inundaciones y, al mismo tiempo, proporcionar a los científicos información en tiempo real sobre la gravedad del impacto de las inundaciones en un área. Las imágenes recopiladas por el dron se envían a los Centro de Pronóstico del Río Mississippi del Servicio Meteorológico Nacional (RFC) de la NOAA, quienes luego usan los datos para ajustar sus modelos y predecir mejor la próxima inundación. 

Podemos pensar que EU tiene los recursos para adquirir este tipo de aeronaves (Drones) y Tabasco, uno de los estados más rezagados del país, no contaría con recursos para adquirir ese tipo de tecnologías. Pues falso, en 2017 el gobierno de ese estado invirtió 12 millones de pesos para adquirir el dron Penguin C UAS de 23 Kg MTOW capaz de volar hasta por 20 horas contínuas y enlace (C2 link) de hasta 100 Km, es decir, un UAS que perfectamente podría ser usado en la evaluación de las actuales inundaciones. 

Lamentablemente ese dron, adquirido por el gobierno de Tabasco en 2017, está en una bodega sin estrenar ya que no hay personal capacitado para volarlo. 

Veamos si al igual que pasó con el avión presidencial, se les ocurre organizan una “rifa” para recuperar la inversión.

Facebook comments