Pasar al contenido principal
25/05/2020

Drones, aliados para combatir la propagación del coronavirus

Luis Salazar Brehm / Jueves, 6 Febrero 2020 - 21:23

Con el objetivo de frenar la propagación del coronavirus, China patrulla las calles con drones policía que avisan a los ciudadanos de que no salgan a la calle sin tapabocas. 

Recientemente, aviones no tripulados operados por la policía china, equipado con cámara y altavoces, regañan a sus ciudadanos por descuidar el uso de tapabocas para protegerse del coronavirus, que ha matado al menos a 560 personas e infectado a más de 28,000 en todo el mundo

Un video publicado en Twitter por el Global Times, un periódico del gobierno chino, muestra videos de transeúntes desconcertados alzando la cabeza hacia el cielo al escuchar una voz en el cielo que los acosaba sobre su higiene. Una mujer policía que grita a través del altavoz del dron bromea: "Oye, chico guapo hablando por tu teléfono móvil, ¿dónde está tu máscara?". Otra parte del video muestra a una estrella de las redes sociales usando un dron para dar órdenes similares a personas en la provincia de Mongolia Interior. El video, que ha acumulado 1,64 millones de visitas, se asemeja a un montaje de un programa de bromas, excepto que la cámara no está oculta. Se muestra de forma destacada para recordar a las personas que el “Big Brother volador” está vigilando. 

Muchas aldeas y ciudades en China están utilizando esos drones equipados con altavoces para patrullar durante el brote de coronavirus. 

China ha estado utilizando drones, algunos de los cuales están disfrazados de pájaros a gran escala desde 2016 para localizar a los fugitivos, atrapar a personas que cometen infracciones de tránsito y monitorear a los estudiantes que presentan exámenes de ingreso a la universidad. El país ahora está movilizando su aparato de drones para una variedad de iniciativas de mano dura en un intento de contener el coronavirus, particularmente en las zonas rurales donde hay menos hospitales y medios para comunicar públicamente información de salud. De hecho, el brote puede estar dando coba al gobierno para ser aún más intrusivo en su uso de drones y otras tecnologías de vigilancia. 

Varios videos similares al que publicó el Global Times se han vuelto virales en las redes sociales, mostrando a los drones no solo diciéndoles a las personas que se pongan sus tapabocas. Un clip que ha estado circulando en un sitio web chino (Weibo), muestra a un dron rompiendo un juego de mesa en una aldea cerca de Chengdu (ciudad donde la OACI realizó su simposio sobre drones en el año 2018), que ha prohibido a los residentes jugar al aire libre.

Además de persuadir a las personas para que se queden adentro y usen tapabocas, también ha habido informes en medios de comunicación locales del gobierno que usan drones para facilitar las inspecciones médicas. Las autoridades comenzaron a usar drones en la ciudad Zhongshan para monitorear cómo los hospitales están eliminando las múltiples toneladas de desechos médicos. Incluso se dice que están volando Drones con cámaras infrarrojas de casa en casa para medir la temperatura de las personas para que los inspectores humanos no tengan que ponerse en contacto con los enfermos. 

Los informes de todo el país indican además que los drones están cubriendo ciudades y pueblos con spray desinfectante. La empresa china de tecnología agrícola XAG afirma que pudo desinfectar un área de más de 300,000 metros cuadrados en menos de cuatro horas y anunció el viernes que está creando un fondo de 5 millones de yuanes (alrededor de $13.3 millones de Pesos mexicanos) para las comunidades que desean lanzar tales operaciones. Según la compañía, el desinfectante es efectivo para prevenir la propagación del coronavirus a través de superficies contaminadas y es particularmente útil para asegurarse de que los vehículos que viajan a áreas con casos conocidos del virus no terminen llevándolo a casa. 

Al parecer, los ciudadanos chinos no tienen muchos recurso legales para cuestionar cómo se operan los drones en el país. Es por eso que el gobierno se siente libre de usarlos de formas cada vez más invasivas que probablemente sean innecesarias para abordar la crisis de salud pública.

Facebook comments