Pasar al contenido principal
20/01/2020

Los estándares técnicos para Drones serán cruciales para impulsar la innovación a escala global

Luis Salazar Brehm / Jueves, 12 Diciembre 2019 - 21:35

La Organización Internacional de Normalización (ISO por sus siglas en Inglés) presentó su primer conjunto de normas internacionales que cubre la calidad, la seguridad y el etiquetado de los sistemas de aeronaves pilotadas a distancia (RPAS) comúnmente conocidos como drones.

En los últimos años, las aplicaciones de drones se han expandido a una gran cantidad de usos, tales como topografía, agricultura, operaciones de búsqueda y rescate, y más.

La publicación de las Normas internacionales de seguridad y calidad para sistemas de aeronaves no tripuladas (UAS) - ISO 21384-3 - tendrá un impacto masivo en el crecimiento futuro de la industria de drones en todo el mundo. Las normas ayudarán a dar forma a la futura regulación y legislación, y se espera que desencadenen una aceleración rápida en el uso de drones comerciales.

Otros estándares que están en proceso son para especificaciones generales, fabricación y mantenimiento de productos, procedimientos de prueba de gestión de tráfico aéreo no tripulado, entrenamiento de pilotos e identificación remota, siendo esta última algo primordial para la integración continua de drones en el espacio aéreo.

Las normas ISO refuerzan el cumplimiento de las zonas con restricción de vuelo, la regulación local, los protocolos de registro de vuelo, el mantenimiento, la capacitación y la documentación de planificación de vuelo. También exigen que los operadores tengan sistemas apropiados para manejar los datos junto con las comunicaciones y la planificación del control durante el vuelo. Además, se requiere la intervención humana para todos los vuelos de drones, incluidas las operaciones autónomas, para garantizar que los operadores de drones sean responsables y actúen en casos de algún riesgo de accidente.

Hay cientos de aplicaciones solo para UAS pequeños (menores a 25 Kg) que se beneficiarán de estos estándares, incluyendo construcción, seguridad, minería, operaciones marítimas y más.

La gama de aplicaciones para drones está creciendo rápidamente, pero al mismo tiempo, la industria está en una etapa muy temprana, y hay una serie de obstáculos clave que superar antes de lograr la comercialización a gran escala.

Estándares como ISO o normas ASTM ayudarán a resolver esos desafíos al proporcionar un marco de aeronavegabilidad para la industria global de UAS, permitiendo un uso más seguro y generalizado.

ISO también está trabajando en varios otros estándares complementarios que abordarán otros aspectos como el entrenamiento de pilotos, la seguridad, la calidad y la terminología.

Estos estándares permitirán el desarrollo de nuevas aplicaciones para UAS mucho más allá de lo que vemos ahora.

Este es otro ejemplo de cómo los estándares técnicos son cruciales para impulsar la innovación a escala global.

Facebook comments