Pasar al contenido principal
12/11/2019

Drones, Inteligencia Artificial y aplicación en desastres

Luis Salazar Brehm / Jueves, 10 Octubre 2019 - 20:46

Una herramienta de respuesta a desastres de código abierto que utiliza reconocimiento visual y aprende a través de inteligencia artificial y herramientas en la nube comenzó como una idea que un desarrollador autodidacta tuvo en el hackathon Call for Code de IBM en Puerto Rico el año pasado.

IBM anunció DroneAid el 2 de octubre como un proyecto de código abierto con un presuuesto de $ 25 millones de Dólares.

DroneAid utiliza tecnología de reconocimiento visual para detectar, contar y georeferenciar íconos en el terreno (zonas de desastre) recogidos de las transmisiones de video de drones y, mediante el uso de iteligencia artificial, determinar automáticamente las necesidades en un mapa para los socorristas. La herramienta se basa en un subconjunto de los 500 íconos humanitarios de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU.

Cuando ocurre un desastre, es vital que todos los diferentes organismos humanitarios y los trabajadores puedan obtener información precisa sobre las necesidades de las personas afectadas, las localizaciones y recursos disponibles para ayudarlos. Es así que DroneAid puede aprender  dichos símbolos y de esta manera, los primeros en responder a las emergencias pueden entender rápidamente. Por ejemplo, un ícono de una gota de agua representa una necesidad de agua y un kit médico una necesidad de medicamentos.

Estos símbolos pueden ser distribuidos mediante tapetes con las imágenes o ser dibujados con pintura en aerosol o gis sobre asfalto o techos.

Para reconocer las imágenes, incluso cuando están desvanecidas o distorsionadas, DroneAid usa reconocimiento visual e inteligencia artificial para aprender los símbolos.

La herramienta de anotaciones en la nube de IBM, que también es de código abierto, se usó para capacitar al modelo para encontrar y / o etiquetar imágenes con la ayuda de IBM Cloud Object Storage.

Ya se han hecho pruebas mediante transmisiones en vivo de imágenes provenientes de un avión no tripulado mientras inspeccionaba un área. DroneAid analiza el video cuadro por cuadro, y cuando encuentra un ícono, extrae la ubicación y la hora de los metadatos del cuadro de video y luego traza automáticamente la información en un mapa para las unidades de respuesta a emergencias.

La herramienta funciona con cualquier dron que pueda capturar video.

IBM creó el código abierto de DroneAid para que gente de todo el mundo pueda agregar imágenes, como inundaciones en India o terremotos en California, que harían la herramienta más robusta.

La idea de DroneAid surgió de Pedro Cruz quien es de Puerto Rico, y se le ocurrió la idea después de sobrevivir al caos que provocó el huracán María en la isla en 2017. Trabajó con organizaciones sin fines de lucro para entregar alimentos y otros suministros a las personas necesitadas, pero el proceso fue ineficiente, según detalla Pedro.

También voló su dron personal y capturó imágenes del daño, además de mensajes escritos a mano pidiendo ayuda o informando al mundo que la población de una ciudad determinada no estaba dañada.

Combinó esas dos experiencias para construir DroneAid en el hackathon en Bayamón, Puerto Rico, en agosto de 2018, con lo que ganó el primer lugar.

"Me inspiré en las imágenes que vi y pensé en una forma de automatizar la asistencia”, dijo Cruz.

Se espera ver las primeras pruebas piloto de DroneAid tomar forma en los próximos dos meses.

En el caso de México, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) publicó en septiembre de este año una Circular Obligatoria (CO AV-58/19) que establece las reglas generales para operar Drones de Estado y Civiles en casos de emergencia y/o desastres. Este es un primer paso para coordinar la operación de los drones en situaciones de emergencias, el que podría complementarse con la iniciativa DroneAid

Además de la coordinación del uso de drones en situaciones de emergencias, urge también hacerlo en eventos masivos. El ejemplo más reciente que puedo comentar fue durante el homenaje luctuoso a José José en Bellas Artes.

Para la cobertura de éste, una cadena de televisión me pidió colaborar con ellos para conocer su operación y comenzar a elaborar un manual de operación de drones para cobertura de noticias, en donde hagamos un análisis de riesgos e implementemos las medidas de mitigación apropiadas.

Durante el homenaje, pude ver de primera mano el vuelo simultáneo de al menos cuatro drones más un helicóptero sin que existiera comunicación entre los pilotos. El riesgo de que uno de estos drones chocara contra otro en el aire era grande, con el riesgo de que éstos cayeran sobre las personas estaban esperando en a explanada del Palacio de Bellas Artes en la CDMX.

Urge la publicación de la Norma Oficial Mexicana en el Diario Oficial de la Federación y su entrada en vigor para regular el uso de drones. Llevamos unos dos años de retraso en la entrada en vigor de esa NOM. Según versiones de la DGAC, la entrada en vigor de dicha NOM será antes de que termine este año, esperamos que así sea.

Facebook comments