Pasar al contenido principal
20/06/2019

NASA y sus esfuerzos por integrar los drones en el Espacio Aéreo

Luis Salazar Brehm / Jueves, 6 Junio 2019 - 21:05

Muchos asocian a la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de los Estados Unidos, la NASA, con misiones más allá de la atmósfera terrestre. En realidad, la NASA es una agencia independiente del Gobierno Federal de los Estados Unidos responsable del programa espacial civil, así como de la investigación aeronáutica y aeroespacial (dentro y fuera del planeta).

La NASA está llevando la delantera en la carrera de integración de los UAS en el espacio aéreo de los Estados Unidos y se ha asociado con la industria para la puesta en marcha del proyecto denominado: Integración de Sistemas y Operacionalización (SIO).

El organismo estadounidense se ha asociado con tres compañías para realizar demostración de vuelos en el verano del 2020 en altitudes superiores a 500 pies sobre el nivel del suelo en proyectos con potencial de proporcionar beneficios económicos y públicos de gran escala.

El objetivo de las asociaciones NASA-industria es acelerar las operaciones comerciales y rutinarias de los UAS.

Los tres socios de la NASA son: Bell, General Atomics-Aeronautical Systems Inc., y PAE.

El objetivo principal del proyecto NASA-SIO es establecer los estándares mínimos de operación de los sistemas integrados de Detección y Evasión (DAA) y el de Comando y Control (C2). Éstas son dos tecnologías clave requeridas para operaciones seguras de los UAS.

El sistema DAA están diseñado para permitir que las aeronaves no tripuladas detecten otro tráfico aéreo y determinen maniobras para mantenerlo a una distancia segura, reduciendo la probabilidad de colisiones y garantizando operaciones seguras. El sistema C2 deberá proporcionar comunicaciones sólidas entre un piloto remoto y la aeronave no tripulada.

Las demostraciones de vuelo que se realizarán bajo el proyecto NASA - SIO, representan una gama de diferentes entornos operativos, misiones y características de UAS.

Bell, anteriormente Bell Helicopters, está programado para realizar una demostración de vuelo que emula proporcionar transporte médico crítico, como muestras de sangre o tejido, sobre Dallas Fort Worth, Texas. La demostración de vuelo utilizará la aeronave no tripulada Autotransport Power 70 (APT) totalmente eléctrica de Bell que tiene una envergadura de 9 pies y un peso máximo de despegue de 300 libras.

PAE-ISR, con quien he tenido la fortuna de colaborar desde hace más de dos años, realizará una demostración de vuelo de inspección de infraestructura petrolera (ductos) en altitudes por debajo de los 10,000 pies en Pendleton, Oregón. La demostración utilizará el avión no tripulado Resolute Eagle de PAE ISR que tiene una envergadura de 18.2 pies y un peso máximo de despegue de 220 libras.

General Atomics-ASI realizará una demostración de vuelo de inspección de infraestructura en altitudes por encima de los 10,000 pies en el sur de California y Arizona dentro de espacio aéreo Clase A, E y D. Ésta se llevará a cabo utilizando el avión no tripulado SkyGuardian de General Atomics que tiene una envergadura de 79 pies y un peso máximo de despegue de 12,500 libras.

La NASA planea documentar las lecciones aprendidas en los proyectos SIO para compartirlas con la comunidad de UAS y con la FAA.

Al final, el proyecto NASA – SIO será el punto de referencia para establecer los estándares mínimos de operación para que los UAS vuelen de forma segura y coordinada en altitudes superiores a los 500 pies sobre el nivel del suelo en un futuro próximo (The future of the NAS, FAA).

Hazme llegar tus comentarios a luis.salazar@amacuzac.com.mx    

Luis Salazar Brehm

Director de Proyectos

Amacuzac

www.amacuzac.com.mx

luis.salazar@amacuzac.com.mx

Facebook comments